La encarnizada lucha entre Mois茅s Laguardia y 脫scar D铆az por ganar el bote de Pasapalabra ha escrito un nuevo cap铆tulo. Los concursantes saben que cada d铆a hay m谩s dinero en juego (el bote acumula mucho m谩s de 1,5 millones de euros) y la presi贸n es cada vez mayor.

El inter茅s de la audiencia por saber qui茅n se lleva finalmente el gran premio, el bote de Pasapalabra, se dispara de manera proporcional a la cantidad de dinero que contiene y, mientras, el concurso se torna m谩s y m谩s interesante y m谩s y m谩s complicado. Prueba de ello es lo que se vivi贸 en el 煤ltimo programa, cuando 脫scar tir贸 a la basura una actuaci贸n brillant铆sima que lo llevaba directo al bote y, contra todo pron贸stico, le regal贸 la victoria a Mois茅s.

脫scar y Mois茅s, en Pasapalabra

El madrile帽o 脫scar D铆az comenz贸 el rosco de Pasapalabra de manera intachable: seis aciertos de golpe y sin rastro de duda en sus respuestas. El concursante respond铆a sin titubear a todas las definiciones que le planteaba el presentador, Roberto Leal.

Luego, volvi贸 el turno a Mois茅s y, al cabo de poco tiempo, de nuevo regres贸 a 脫scar, que acab贸 de confirmar que estaba en racha con una incre铆ble tirada de 11 respuestas correctas. A falta de otro turno, que finalmente complet贸 con cuatro aciertos, 脫scar entraba en la segunda vuelta con s贸lo tres letras por resolver.

Mientras tanto, Mois茅s brindaba una actuaci贸n similar a la que tiene acostumbrada a la audiencia: tiradas cortas en las que prefiere no arriesgar para no cometer errores. Al acabar la primera vuelta del rosco de Pasapalabra, el de la Rioja llegaba con 19 aciertos frente a los 22 que ya ten铆a asegurados 脫scar.

Y lleg贸 de nuevo el turno para el de Madrid. Apenas tres palabras lo separaban de los casi 1,6 millones de euros que acumula el bote del concurso. "Con la G", anunciaba Roberto Leal. 脫scar dudaba ligeramente y decid铆a arriesgarse, sabedor de su ventaja. Mientras, el p煤blico guardaba silencio. La tensi贸n se palpaba. Y, por fin, Roberto Leal habla: "隆Nooooooo!"

Primer error del madrile帽o, quien despu茅s de ese fallo opt贸 por no seguir jug谩ndosela.

Turno ahora para Mois茅s Laguardia. Ante s铆 un reto: completar al menos tres definiciones m谩s pese a estar ya en la segunda vuelta del rosco. Y, contra todo pron贸stico, Mois茅s fue respondiendo acertadamente una letra tras otra hasta alcanzar los 22 aciertos que ten铆a 脫scar.

Mois茅s y 脫scar, tras el rosco de Pasapalabra. A3

Y entonces se plant贸, decididio a asegurar su victoria. Y es que, a empate en respuestas correctas, pierde quien tenga un error. Ese era 脫scar, que segundos antes ten铆a el bote de Pasapalabra al alcance de su mano y, minutos despu茅s, se convert铆a en el perdedor de Pasapalabra y nuevo ocupante de la peligros铆sima Silla Azul.

En el siguiente programa tendr谩 que ganar al nuevo aspirante para poder continuar en el concurso; si no lo hace, se ir谩 directo a la calle.