11 de marzo de 2017
11.03.2017

Política y moda

11.03.2017 | 04:15
Política y moda

La moda no es algo que solo exista en los vestidos. La moda está en el cielo, en las calles. La moda tiene que ver con las ideas, con la forma en que vivimos, con lo que está sucediendo». Lo dijo Coco Chanel y en cierto sentido es así. Está en todas partes, incluso en la política.
Es pasajera, puntual y cambiante. Puede tardar más o menos tiempo pero al final, una nueva moda acaba supliendo a la anterior. Los partidos políticos, con más o menos acierto, también marcan sus propias tendencias.

La puesta en escena se lleva a cabo desde diferentes ámbitos. Por ejemplo, las redes sociales actúan como verdaderas pasarelas. Dirigentes, candidatos o aspirantes a lo que sea, desfilan a diario a través de ellas para mostrar sus últimas novedades. Twitter podría considerarse un paradigma en ese sentido. Aunque en este caso, las tendencias son tan fugaces como escasas en contenido. Y así, unos y otros van generando su propia moda.

En Podemos, desde Vistalegre II lo moderno es la palabra unidad. Pero sólo eso, la palabra. Muestra de ello es la distribución de escaños que hicieron posteriormente a la celebración de dicho congreso, la cual tiene poco que ver con la unidad.

En Ciudadanos, sobre todo aquí en Valencia, lo último es abandonar el partido y pasar al grupo de los no adscritos. Así, sin más.
El PP, aunque quiere parecer un partido vintage, no deja de ser de lo más retro. En realidad, la derecha nunca ha sido nada moderna. Más bien una organización con poca democracia interna y enquistada ideológicamente en el siglo pasado.

En el PSOE, lo que se lleva es crear plataformas para apoyar a Pedro Sánchez. Aunque también existen otras de dudosa adscripción. Es por ejemplo, el autodenominado lobby socialista 3.0. Dice el diccionario RAE que un lobby es un grupo de presión, el cual a su vez define como: «Conjunto de personas que, en beneficio de sus propios intereses, influye en una organización, esfera o actividad». Esto ya no es tan moderno, aunque pongan lo de 3.0.

Y de esta forma, los partidos van marcando sus propias tendencias. Sin embargo, también dijo Coco Chanel que la moda pasa. Solo el estilo permanece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook