08 de marzo de 2018
08.03.2018

La huelga contra nadie

08.03.2018 | 04:15
La huelga contra nadie

La rebelión laboral de las mujeres es la mejor noticia para la economía del planeta, un ámbito que incluye desgraciadamente a los hombres. La tremenda acogida de la iniciativa se presenta como un éxito lógico en la sociedad de los clics, pero sugiere alguna contrapartida. Si se apunta una sola persona o institución más a la convocatoria, se lanzará a la calle todo el país contra... nadie. Se incurrirá en la esterilidad de una demostración de fuerza de los trabajadores que constituye la más enfática de las alteraciones del ritmo social, por encima de un referéndum ilegal.

No puede defenderse un paro que satisfaga todas las sensibilidades, cabe aclarar quién es el destinatario de la reclamación. De hecho, la huelga genera únicamente contestatarios a medias, del estilo de las diputadas del PP que solo pueden oponerse a la huelga gracias a leyes paritarias que denigran, pero que son la única garantía de su presencia colectiva en el Congreso. La revolución en curso hubiera sido inviable sin la paridad en los cargos representativos, que los populares aceptaron a regañadientes. Sin embargo, hasta los conservadores se suman a las manifestaciones, para neutralizar la cuota de ataques que se abaten sobre el ausente de cualquier congregación.

La ausencia de enemigo se traduce en que el país esté gobernado ahora mismo por el partido más sensible hacia los problemas de la mujer. No de otra forma podría entenderse que el presidente del ejecutivo haya accedido a su cargo gracias a los votos continuados de las diputadas del PSOE, que reclamarán un papel destacado en la convocatoria. No importa, porque la Françoise Giroud a quien se homenajea el jueves recordó que no se trata de nombrar a mujeres excepcionales, sino tan vulgares como sus equivalentes masculinos. Con dos preguntas de matute. ¿En las escasas empresas dirigidas por mujeres persiste la brecha salarial ahora denunciada?, ¿debe aceptar una mujer un cargo directivo en una empresa lastrada por la brecha salarial? No hay a quién plantearlas, todos están de manifestación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook