02 de julio de 2020
02.07.2020
Levante-emv
El comentario del tiempo

Calor en España y uso obligado de mascarillas

02.07.2020 | 04:15
Calor en España y uso obligado de mascarillas

España ya llevamos más de una sema na con temperaturas muy altas que se entremezclan con la pandemia que nos está afectando a todos. Los riesgos ante un golpe de calor o un estrés térmicoaumentan por el uso obligado de la mascarilla en cualquier lugar con alto riesgo de contagio. Ambas precauciones parecen no llevarse bien, aunque es necesario cumplir con todas por el bien común.

El aumento de temperaturas esta semana podría provocar enfermedades relacionadas con el calor. Este verano, al igual que en los anteriores, es necesario seguir con las indicaciones para sobrellevar el ambiente asfixiante que provoca un periodo con temperaturas bastante cálidas. También hay que tener en cuenta que añadimos nuevos riesgos, es decir, los revestimientos faciales y las enfermedades relacionadas con el calor usando conjuntamente la mascarilla.

Según los expertos, las mascarillas pueden mitigar la propagación del virus COVID-19 pero también provocar un estrés adicional en nuestro cuerpo y empeorar la salud en algunas personas, sobre todo aquellas que de normal padecen problemas relacionados con el calor. También, alientan a todos a usar mascarillas especialmente si nos encontramos fuera de casa, en el trabajo o en contacto con otras personas.

La mascarilla, más allá de su obvia incomodidad, provoca un exceso de sudoración y, por tanto, aumenta el riesgo de sufrir una deshidratación. Las personas deben prestar atención a otro tipo de enfermedades causadas por el aumento de temperaturas, como por ejemplo los golpes de calor que se vinculan con mareos, aturdimiento, confusión, desmayos y pérdida de conciencia. También hay que tener claro que la mascarilla no protege del sol por lo que el uso de protección solar en la zona es indispensable como siempre, aplicándola 30 minutos antes de la exposición.
Usar máscaras protectoras se ha convertido en la nueva «normalidad», aunque puede afectar a la cantidad de estrés fisiológico en el cuerpo. Algunos ya habrán notado que cuesta respirar y otros incluso se habrán sentido mareados al llevar un rato la mascarilla. Las mascarillas quirúrjicas son las más recomendadas ya que no se ajustan por completo a la cara y permiten una mejor transpiración. La hidratación y evitar la exposición al sol en las horas centrales resultan los consejos más efectivos. En estos días de calor puede aparecer la tentación de empapar la mascarilla con agua, cosa que debemos evitar, porque empeora su capacidad de filtración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook