24 de julio de 2020
24.07.2020
Levante-emv
El comentario del tiempo

Cartografía de las profundidades árticas

24.07.2020 | 04:15
Cartografía de las profundidades árticas

David Amblàs, del Grupo de Investigación Consolidado de Geociencias Marinas de la UB, ha visto la luz en la revista Scientific Data del grupo Nature.

El mapa presentado ahora es la versión 4.0 de la Carta Batimétrica Internacional del Océano Ártico (IBCAO), una iniciativa creada en 1997 en San Petersburgo (Rusia) con la misión científica de cartografiar los fondos marinos árticos. Publicada en formato digital, la nueva carta amplía hasta en un 19,6 % la superficie submarina cartografiada en versiones anteriores.

«El mapa IBCAO 4.0 es la contribución de este año al proyecto Nippon Foundation-GEBCO Seabed 2030, cuyo objetivo es tener cartografiados todos los mares y océanos del mundo en 2030», explica el profesor Martin Jakobsson, de la Universidad de Estocolmo (Suecia), que ha liderado el equipo científico con expertos de quince países, junto a Larry Mayer, de la Universidad de Nuevo Hampshire (Estados Unidos).

Con una posición estratégica, el Ártico es un océano mítico en la historia de las grandes exploraciones geográficas para descubrir los secretos de las regiones polares. El océano más septentrional del planeta —también el más pequeño y de menor profundidad— tiene un papel decisivo en la regulación del clima planetario y es la región polar más sensible a los efectos del calentamiento global. Según algunas previsiones, la pérdida progresiva de la capa de hielo marino podría abrir a la navegación algunas áreas hasta ahora inaccesibles por mar, como el paso del Noroeste, la legendaria ruta marítima perseguida por muchas expediciones del siglo XIX que comunica el Pacífico y el Atlántico boreales.

«La principal dificultad para las campañas científicas actuales en el Ártico es el acceso a lugares permanentemente cubiertos por hielo marino, y la duración relativamente breve del período navegable. Es cierto, sin embargo, que el calentamiento global ha hecho que ahora sean accesibles regiones antes inalcanzables para la flota oceanográfica», precisa el catedrático Miquel Canals, jefe del Grupo de Investigación Consolidado de Geociencias Marinas de la UB.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook