24 de mayo de 2018
24.05.2018

Premio Levante-EMV/ Prensa Ibérica del año 2018

Plataforma 'Quiero Corredor': "El trabajo ha tenido recompensa; ahora vamos por ahí y se vuelca todo el mundo"

El movimiento «Quiero Corredor» ha logrado unir en una reivindicación común a todos los empresarios y sociedad civil del arco mediterráneo - Su canal de comunicación lleva recibidas ya más de 570.000 visitas y cuenta con 18.676 seguidores en las redes sociales gracias a sus imaginativas campañas promocionales

24.05.2018 | 04:15
Plataforma ´Quiero Corredor´: "El trabajo ha tenido recompensa; ahora vamos por ahí y se vuelca todo el mundo"

El movimiento «Quiero Corredor» se ha hecho presente en todo el arco mediterráneo gracias a numerosas acciones coordinadas por la Asociación Valenciana de Empresarios. En 2016, la plataforma inició su camino grabando desde un helicóptero 1.300 kilómetros de trazado desde la frontera francesa hasta Algeciras por la costa, obteniendo impactantes imágenes que constituyeron ya entonces uno de los reclamos principales del canal de comunicación «el corredormediterraneo.com». Un gran acto empresarial en La Encina, al que luego han seguido eventos similares en Tarragona, Valencia, Murcia, Madrid o Almería, fue el punto de partida. Desde entonces, «Quiero Corredor» ha estado presente en 16 eventos deportivos, ha recibido 570.000 visitas a su canal de comunicación, lleva más de 72.000 firmas recogidas y ha conseguido que la etiqueta #QUIEROCORREDOR fuera tendencia en Twitter con más de 20.000 menciones, entre otros logros. La iniciativa ha alcanzado 18.676 seguidores en las redes sociales y movilizado a más de 2.000 empresarios a lo largo de todo el litoral.

En paralelo, «Quiero Corredor» ha realizado ya dos chequeos semestrales del avance de las obras y tiene previsto realizar otros dos en 2018.
Esta labor divulgativa ha logrado que el movimiento sea conocido y respaldado en todo el litoral mediterráneo, donde «Quiero Corredor» realiza acciones itinerantes como las de Los Barrios (Algeciras), Granada, Málaga y Cartagena, con nuevas paradas este año en Lorca, Alicante, Castelló, Reus y Martorell.

«Llevamos una actividad frenética–asegura Diego Lorente, secretario general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE)–, y creo que esa fuerza nos llega de la ilusión de ver que hay tantas personas y tantas organizaciones que creen en el proyecto».

«Hay también –añade el presidente de AVE, el naviero Vicente Boluda, mucho trabajo, muchísimo, y una dotación presupuestaria importante que un grupo de empresarios, de forma voluntaria, ha querido aportar para que desde la Comunidad Valenciana se construya una mejor España».
«Yo creo que son las tres claves: presupuesto , implicación y equipo de trabajo y luego la ilusión de todos los que estamos participando y que ahora ven recompensado ese trabajo cuando vamos a Cartagena o a Lorca y ves que se vuelca todo el mundo», añade Lorente.
El corredor mediterráneo, objetivo principal de la iniciativa empresarial, no es todavía una realidad, aunque Vicente Boluda sí habla de avances provocados por el movimiento «Quiero Corredor» como «la implicación y la unidad empresarial, una mayor conciencia social sobre la importancia del proyecto, la voluntad política de ejecutarlo, un mayor orden técnico y una cohesión territorial en torno a la infraestructura».

Los tres pilares del proyecto
«Quiero Corredor» se apoya en tres pilares o «lemas» fundamentales que arrancan con el de conectar la España radial con la España circular. «Aunque la capital de España es Madrid y tiene que estar bien dotada de infraestructuras eso no impide que otros territorios también se desarrollen y se invierta en ellos porque eso va en beneficio de todos», explica Boluda.

«En segundo lugar, unir territorios nos hace más fuertes al conjunto, y más ahora cuando atravesamos momentos en los que la unidad del país se quiere cuestionar. El corredor mediterráneo ayuda, sin duda, a mantener esa unidad», añade el empresario.

Finalmente, «invertir en el Mediterráneo es positivo para el conjunto de España. Con las cifras de empleo, de aportación al Producto Interior Bruto, exportaciones, puertos, turismo, creo que es importante que se invierta en el Mediterráneo, porque nosotros salimos beneficiados pero también el conjunto del país», explica el presidente de AVE.

Respecto la buena acogida que ha tenido «Quiero Corredor», Diego Lorente sostiene que las claves están en la eliminación de marcas y la unificación en otras como «Quiero Corredor». Eso ha permitido en su opinión, que todo el mundo, patronales, cámaras, asociaciones empresariales, sociedad civil, se vean identificadas. «Creo que eso ha sido una parte esencial del éxito y también que "Quiero Corredor" no va contra nadie. Hemos cambiado el lenguaje completamente y cuando hablamos de nuestra infraestructura no lo hacemos en detrimento de otros corredores y eso siempre suma», añade.

Finalmente y aunque el corredor mediterráneo se ha vinculado siempre y de forma prioritaria al transporte de mercancías, la plataforma ha puesto el foco también en las personas, en cómo estar mejor conectados y cómo llegar mejor a los sitios. «Hemos dicho muchas veces que la segunda y la tercera ciudad de España no pueden seguir sin una conexión en alta velocidad o que es inaceptable que ir de Valencia a Cartagena cueste más de cuatro horas y media. Los ciudadanos lo entienden mejor y lo apoyan más (al corredor) si explicas estas cosas».

«Seguir vigilantes»
El empresario Federico Félix, pionero desde la Fundación Pro AVE en la reivindicación del corredor mediterráneo, justifica el trabajo de «Quiero Corredor» y la «urgencia» de su demanda en un entorno de creciente «competitividad, a veces salvaje».

«Como empresa tú puedes hacer un esfuerzo brutal y tener las mejores líneas de producción, tener los mejores estándares de calidad reconocidos en España y en Europa y sin embargo no poder competir si no cuentas con infraestructuras que son básicas para todo el país y que son responsabilidad de un Estado ponerlas al servicio de empresarios y ciudadanos», añadió.

Federico Félix recuerda que son los países más competitivos y con mayor tasa de empleo los que disfrutan también de sociedades «más justas socialmente» y añade que aunque había motivos para un «cierto optimismo», «Quiero Corredor» deberá seguir «vigilante» y «ejerciendo presión» para que los plazos y compromisos se cumplan y el corredor sea finalmente «una realidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook