Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital registra 14.600 consultas menos a especialistas en solo un año

El sindicato Simap desvela en una asamblea de médicos en el hospital que los pacientes de fuera del área no pasan ningún filtro a la hora de ser atendidos Cifra en 5.400 los enfermos rechazados

El hospital registra 14.600 consultas  menos a especialistas en solo un año

El hospital registra 14.600 consultas menos a especialistas en solo un año

El sindicato de médicos de asistencia pública (Simap) desveló ayer durante una reunión celebrada en el hospital, en la que informó entre otros asuntos del llamado protocolo de rechazos que aplica el hospital, que el centro sanitario de la Ribera atendió 14.600 consultas de especialistas menos en sólo un año. Según los datos facilitados, en 2012 el departamento registró 588.700 consultas a especialistas frente a las 574.100 con que acabó 2013.

Curiosamente, el lunes el hospital difundió la cifra de consultas, pero omitió el dato clave que permitía detectar ese descenso y por contra incidía en una frenética actividad de los especialistas.

El descenso en el número de consultas se produce en el primer año de aplicación de ese protocolo. Desde Simap aseguraron que durante ese tiempo se han rechazado a unos 5.400 pacientes, según concretó el portavoz en la Ribera, Pedro Durán, a la treintena de médicos que acudió al acto.

Pacientes de otras comarcas

El sindicato añadió, además, que ese protocolo de rechazos no se aplica a los pacientes que llegan de otros departamentos, a los que se pone una especie de alfombra roja. Durán aseguró que los usuarios de otras comarcas «reciben atención a consulta con una simple llamada telefónica», señaló.

Los representantes sindicales también plantearon una posible reducción de la plantilla de especialistas si sigue la disminución de consultas, ya que en 2014, según indicaron, hay una matrona menos en Ginecología-Obstetricia y un facultativo menos en servicio de Neurofisiología por disminución de partos o pruebas neurofisiológicas. «No son despidos, son trabajadores temporales que no se les renueva o fijos que se marchan del área buscando mejores condiciones laborales y no se les sustituye», señaló el portavoz, quien también aseguró que la plantilla ha descendido en 94 profesionales en los últimos años, lo que ha devuelto el número de trabajadores en plantilla a las cifras del año 2006, cuando la actividad y carga asistencial es sustancialmente mayor, según expusieron en la reunión, en la que llegaron a asegurar que se ha producido «una especie de ERE encubierto».

Tres millones de beneficio medio

En el mismo encuentro, el sindicato desveló que la situación financiera de la unión de empresas que gestiona la sanidad en la Ribera es más que solvente, de acuerdo con los resultados económicos, que dejan unos beneficios medios de tres millones de euros anuales.

Desde Simap también lamentaron que ningún miembro del equipo directivo invitado a la asamblea hasta en tres ocasiones asistiera en representación de la empresa, lo que consideran una falta de respecto a la treintena de médicos y demás facultativos, que, fuera de su horario laboral, acudieron para aclarar temas que preocupan a los trabajadores y que, en algunos casos, según señalaron están creando un malestar que va en aumento.

Compartir el artículo

stats