Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Simap cifra en el 40% las habitaciones compartidas en la Ribera y el hospital lo niega

El sindicato asegura que el Consell paga 14 millones de euros más por la cápita que en 2011 pese a los recortes

­El Sindicato de Médicos de Asistencia Pública (Simpa) ha asegurado que la concesionaria de la Sanidad en la Ribera, la UTE Ribera Salud, incumple el contrato con la Generalitat, ya que mientras el Consell paga 14.5 millones de euros más que en 2011, la gestora privada recorta progresivamente en prestaciones sanitarias a la población generando sustanciosos beneficios para sus accionistas.

Según Simap, la gestora privada ha ido recortando en la asistencia a los usuarios de la comarca cuando la conselleria ha ido subiendo cada año el pago por su atención sanitaria. En 2011, la prima abonada fue de 620 euros por habitante de la Ribera y este año 2014 ha pasado a ser de 678 euros. Una diferencia en tres años de 58 euros por habitante dando lugar a una subida del 9,5%, y que se traducen en 14,5 millones más de euros.

Simap ha denunciado la supresión del 50% de los médicos de guardia nocturna en seis de los diez centros sanitarios de la comarca dónde se atienden urgencias (Alzira, Benifaió, Algemesí, Carlet, Cullera y Sueca); el cierre de centros de salud por las tardes en época estival junto al recorte de horarios en el dispositivo de playas o los continuos colapsos y hacinamiento de pacientes en el Servicio de Urgencias del Hospital.

Pero las deficiencias asistenciales no quedan ahí, alrededor del 40% de las habitaciones del Hospital de la Ribera (unas 130 habitaciones de las 300 totales) están ocupadas habitualmente por dos paciente. Simap arremete contra el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, que recientemente aseguró en la Pobla que no tenía constancia de los recortes.

El hospital niega que incumpla

Por su parte, el departamento de Salud de la Ribera niega rotundamente que se incumpla el contrato con la Generalitat y asegura que la cápita ha subido estos años al igual que aumenta anualmente el gasto sanitario del Estado y de la Comunitat Valenciana. Niegan recortes o que el 40% de camas se compartan y aseguran que han invertido 128 millones de euros en tecnología, infraestructuras y la propia construcción del hospital.

Compartir el artículo

stats