Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llombart fuerza el segundo cambio en dos años del cargo que supervisa la gestión sanitaria en la Ribera

Ballester cesa como comisionado de la Generalitat para asumir la gerencia del departamento del Peset

El conseller de Sanidad, Manuel Llombart, acaba de forzar el segundo relevo en menos de dos años del alto cargo designado por la Generalitat para supervisar la calidad de la gestión que prestan las empresas concesionarias de la Sanidad en la Ribera.

La salida de Enrique Ballester, que pasa a ocupar la gerencia del departamento adscrito al hospital Peset Aleixandre de Valencia, supone un ascenso para el que fuera concejal del PP de Algemesí, que pasa a gestionar un área con 380.000 usuarios potenciales.

Sin embargo, la salida de Ballester se produce en un momento en el que incluso alcaldes del PP han deslizado críticas hacia los recortes que ha impuesto en los últimos años la concesionaria del servicio en la Ribera. Esas quejas han llegado incluso al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

Incluso fuentes consultadas por este diario aseguran que el propio Ballester habría trasladado el malestar de la Conselleria de Sanidad con esos recortes. En público, la conselleria los niega. De hecho, el propio conseller de Sanidad aseguró la pasada semana, precisamente a preguntas de este diario, que no tenía constancia, pero que en todo caso lo trasladaría a la dirección de Asistencia Sanitaria.

La salida de Ballester se produce menos de dos años después de asumir el cargo, en enero de 2013. Fue precisamente el propio Llombart quien ya forzó el relevo de la anterior comisionada en la Ribera, la actual presidenta de la gestora del PP de Sueca, María Ángeles Matoses, a las pocas semanas de que el actual responsable de Sanidad asumiera el cargo, en diciembre de 2012.

Ballester aseguró ayer que asumía la gestión de un «buque insignia» de la sanidad valenciana como es el Peset y negó que su paso por la Ribera hubiera sido «problemático». «Al contrario, ha sido una experiencia muy positivo y desde el cargo de coordinador de los comisionados de las cinco concesiones que existen en la Comunitat Valenciana he podido ver que la más consolidada y la que mejor funciona es la concesión de la Ribera», señaló.

Desde el departamento que dirige Manuel Llombart aseguraron que aún no se conoce el nombre del relevo de Ballester, un nombramiento que se concretará en los próximos días. Los dos últimos comisionados tenían en común su vinculación directa al Partido Popular, Ballester como concejal de Algemesí y Matoses, en Sueca. El anterior fue el hoy gerente, Manuel Marín.

El comisionado es el encargado de velar por el cumplimiento del pliego de condiciones entre la empresa concesionaria del servicio, en este caso la unión de empresas que forman la UTE Ribera Salud, y la Generalitat y, por tanto, la supervisión de la calidad asistencial y el control de las quejas de los usuarios. Ballester, médico de Urgencias, fue subdirector general de Asistencia Sanitaria con el exconseller Luis Rosado.

Compartir el artículo

stats