Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil firmas avalan convertir en vía verde el antiguo trazado del tren Carcaixent-Tavernes

Reclaman aprovechar los 20 kilómetros de la antigua «vieta» como espacio que permita un recorrido turístico

Mil firmas avalan convertir en vía verde el antiguo trazado del tren Carcaixent-Tavernes

Mas de mil firmas avalan ya la recuperación de la antigua «vieta» de ferrocarril entre Carcaixent y Tavernes de la Valldigna y su conversión en vía verde. En concreto son 1.238 personas las que consideran que la adecuación de la plataforma permitiría dar un uso a este espacio y facilitar una nueva vía de comunicación que fomentara a su vez valores relacionados con el medio ambiente, la sostenibilidad y el turismo.

Según señalan los promotores de la recogida de firmas en internet, la plataforma del antiguo tren está prácticamente abandonada y solo tiene uso en algunos tramos por los agricultores que acceden a la zona. Sin embargo, todavía es útil en más de la mitad de los 20 kilómetros de su recorrido entre Carcaixent y Tavernes. El plan para su rehabilitación a instancias de la Mancomunitat no se ha podido llevar a cabo esta legislatura.

Sin embargo, quienes defienden la recuperación de la «vieta» señalan que con un mínimo de presupuesto para adecuarla y completar los tramos que se han comido campos de cultivo y construcciones, sin duda podría convertirse en una vía verde que resultaría muy apropiada para conectar los pueblos de la Ribera del Xúquer con los de la Valldigna y las playas. En su opinión, también serviría en sentido contrario porque los ciudadanos de la costa y miles de turistas podrían acceder a pie o en bicicleta hasta la Ribera Alta.

Así, añaden, podría fomentarse el cicloturismo, las casas rurales, el desarrollo local, el transporte sostenible, la conservación y valorización de nuestro patrimonio ecológico, histórico, cultural o gastronómico

Todo esto generaría actividad económica y prácticamente con impacto cero para porque la transformación ya está hecha y con mucho menos gasto que cualquier carretera, apuntan. Añaden que está abierta la posibilidad de conseguir ayudas de fondos estatales y europeos por el interés ambiental y comunitario del proyecto, de forma que los ayuntamientos implicados no tendrían que realizar aportación económica alguna de sus fondos.

Compartir el artículo

stats