Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una consulta ciudadana decide la próxima semana si Guadasuar acoge el vertedero

Los ciudadanos podrán votar de lunes a viernes si aceptan un depósito imprescindible para ahorrar 2,7 millones anuales en transporte

Guadassuar se ha convertido en la penúltima esperanza del Consorcio de Residuos Ribera-Valldigna para albergar el nuevo vertedero que necesita la comarca para evitar el sobrecoste de 2'7 millones anuales que provoca el traslado de los desechos fuera de la Comunitat Valenciana. Todas las demás poblaciones señaladas por los técnicos como posibles candidatas a acoger esta infraestructura, salvo Tous, se han negado a aceptarlo. La alternativa de Guadassuar parece más sólida, aunque se ha dejado en manos de la ciudadanía, que durante la próxima semana tendrá oportunidad de decidir mediante una consulta popular si acepta el basurero.

El ayuntamiento guadasuarense, gestionado por Compromís y el PSPV, había condicionado su disposición a aceptar el vertedero a la realización de estudios sobre el terreno que confirmaran la ausencia de riesgos medioambientales y a la conformidad, expresada en las urnas, del vecindario. La posibilidad de que el basurero de residuos recalara en este municipio provocó en enero la dimisión del primer teniente de alcalde socialista, Vicent Rosell.

Mayores de 18 años

Los ciudadanos de Guadassuar que deseen participar en el referéndum deberán responder a la siguiente pregunta: «Está usted de auerdo con la ubicación de un vertedero de residuos no peligrosos en el término de Guadasuar? El ayuntamiento ha dejado bien claro que sólo aceptará albergarlo si se cumple la normativa ambiental y si se aceptan las compensaciones que solicite.

¿Cuáles son esas contrapartidas? El ayuntamiento habla de compensaciones económicas directas, otras de tipo ambiental (la potenciación del paraje natural de la Garrofera) y la creación de los puestos de trabajos asociados a la nueva infraestructura. Las autoridades locales también se han esforzado en remarcar que el vertedero que pretende construirse es un «depósito controlado de residuos, autorizado por la Generalitat y que cuenta con multitud de requerimientos técnicos y controles de funcionamiento».

El vertedero está pensado para depositar los residuos que ya no pueden aprovecharse y que han de depositarse en el subsuelo para minimizar los riesgos medioambientales. Para enterrarlos se utilizan balas «prensadas y cerradas para evitar fugas».

La empresa que se haga cargo de gestionar el vertedero deberá ofrecer todas las garantías financieras y medioambientales antes de hacerse cargo del negocio y también deberá asumir durante treinta años la vigilancia y control del complejo. Una vez cumplida su función, cuando se colmate de residuos, la empresa concesionaria está obligada a restaurar totalmente la zona con una capa vegetal que impedirá dejar señales visuales en el municipio.

Las urnas se abrirán el lunes a las nueve de la mañana. Podrán participar en la consulta todos los vecinos mayores de 18 años empadronados en Guadassuar. Se podrá votar hasta el viernes, en horario de mañana y tarde, en el registro del ayuntamiento, en el centro cultural o bien a través de internet con certificado digital.

Compartir el artículo

stats