Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ribera cierra un pésimo agosto para el empleo con mil parados más

Labora registra la cifra más alta de desempleados en lo que va de año al superar de nuevo los 20.000

La Ribera pone de manifiesto, una vez más, que es una comarca de contrastes. Mientras el segundo trimestre del año se saldaba con la mejor cifra de empresas registradas en la Seguridad Social de los últimos años, agosto se cerró con una subida considerable del número de parados. En apenas un mes, el número de demandantes de empleo ha pasado de 19.525 a 20.613. Es decir, un 5,5 % más que en julio. El final del verano provoca, un año más, un crecimiento de parados en el sector servicios que ni siquiera las primeras contrataciones agrícolas pueden maquillar.

Agosto mantiene la tendencia de los últimos meses. Mayo se cerró con 18.842 parados, una cifra que ha crecido paulatinamente desde entonces y que se ha situado en 20.613, la más alta de lo que va de año. Con todo, se trata de una cifra más baja que la registrada en el mismo mes del pasado ejercicio, concretamente un 2 % más baja.

Pero también mantiene la tendencia histórica, ya que se trata de un mes en el que los municipios turísticos concluyen su temporada alta y reducen personal. Y aunque es una época en la que los almacenes y cooperativas empiezan a necesitar mano de obra, su demanda no puede maquillar los registros. Según los datos de Labora (antiguo Servef), la comarca contaba en julio con 1.492 desempleados agrarios, cifra que bajó al cierre de agosto hasta los 1.395. No obstante, la subida en el número de demandantes del sector servicios ha crecido mucho más, al pasar de los 12.753 solicitantes de empleo hasta los 13.596 registrados a fecha 31 de agosto.

El análisis de las principales localidades pone de manifiesto un crecimiento generalizado del número de parados. En términos absolutos, éste es mayor en Alzira (190 desempleados más en un mes), Sueca (123) y Algemesí (104). No obstante, la diferencia es mayor en términos porcentuales en Almussafes, que saldó agosto con 72 parados más (lo que supone un aumento del 15,2 %). Por porcentaje, el crecimiento también fue elevado en Alberic (8,7 %) y en Alginet (7 %).

Menos contratación

Por su parte, la sección comarcal de UGT explicó ayer que en el pasado mes de agosto se registraron 8.455 contratos, 807 menos que en el pasado año. De éstos, un 94,11 % fueron temporales.

Para Raül Roselló, secretario intercomarcal de UGT, «es urgente dotar de más medios humanos y técnicos a la Inspección de Trabajo y promover un cambio de modelo productivo que logre el desarrollo de actividades económicas más estables, generadoras de mayor valor añadido y mejores empleos, y en concreto una política industrial activa».

Según el líder sindical, la elevada tasa de temporalidad que se registra «se explica por un abuso de la contratación temporal que es endémico de nuestro país». «Muchos trabajadores que desempeñan trabajos estables y permanentes en las plantillas tienen contratos temporales, cuando ocupan puestos de trabajo que deberían estar cubiertos con contratos indefinidos. Esta precariedad que permite a los empresarios la discrecionalidad de despedir para ahorrarse el salario de un mes de vacaciones es un fraude y tiene coste para cada trabajador», concluyó.

Compartir el artículo

stats