08 de octubre de 2019
08.10.2019
Hospitalizado

El joven arrollado por el toro huido en Algemesí tiene tres vértebras rotas

Se declara antitaurino, exculpa al novillo y critica la crueldad con la que fue abatido

07.10.2019 | 23:38
El joven Saúl, en el hospital, tras ser arrollado por el toro.

El joven que fue arrollado por el toro que se escapó de la plaza de Algemesí se llama Saúl, tiene 27 años y ha sufrido la rotura de tres vértebras a causa del incidente, que tuvo lugar el pasado 28 de septiembre durante la feria taurina. Según su relato, dado a conocer por Pacma, estaba charlando en la calle con unos amigos cuando el animal le embistió. Pese a ello, se mostró más dolido por el desenlace del novillo: «El toro no ha tenido la culpa. Él sólo quería huir. Estaba muy asustado. Mi situación se debe a quienes someten a estas situaciones extremas a los animales. Lo que más me duele es cómo han acabado con pobre el animal».

«Al parecer, el animal tenía problemas de visión, estaba herido y siendo increpado, vareado y perseguido por los ganaderos, mientras huía aterrado por las calles de Algemesí», recordó ayer el partido animalista tras sus conversaciones con el joven herido. Éste recibió el impacto del bovino y cayó al suelo tras volar varios metros por el aire para, a continuación, ser pisoteado por el toro.

«Se da la circunstancia de que este joven se declara antitaurino y, pese a rechazar los festejos en los que se tortura a los animales y no participar en ellos, ha sufrido las consecuencias de esta cruel actividad, que posiblemente le dejen secuelas físicas y, desde luego, psicológicas», incidió la formación animalista.

Como consecuencia del impacto tiene, además de múltiples contusiones y heridas, el radio del brazo izquierdo roto y tres vértebras rotas, motivo por el cual hoy será sometido a una delicada intervención quirúrgica, que vendrá seguida de entre seis meses y un año de rehabilitación durante los que no podrá siquiera trabajar, pese a que hace apenas quince días se había incorporado en una empresa. Además es un apasionado del skate y ciclismo BMX, deberá renunciar a la práctica de estos deportes durante un mínimo de dos años.


Denuncia ante la policía

El joven, que será intervenido hoy, se considera afortunado pese a la gravedad de sus heridas y múltiples fracturas ya que, en el caso de haber sido alcanzado por el asta del toro, el incidente podría haber sido mucho más graves.

Asimismo, Pacma aseguró ayer que ha interpuesto una denuncia ante la Policía Nacional en la que señala «las posibles irregularidades cometidas durante la ejecución del animal, que fue acribillado con 27 disparos en la vía pública, en un espacio en que se encontraban presentes numerosas personas, que podrían haber resultado heridas por arma, como ocurrió hace ya unos años en Foios».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook