Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«La resolución no quiere decir que la marca sea nuestra»

La sentencia del Supremo que determina que la marca de helados Camy ya no está protegida no implica que pase a ser propiedad de la empresa que interpuso la demanda de caducidad por falta de uso, en este caso Ice Cream Factory Comaker, según subrayaron fuentes de la compañía, que indicaron que la posibilidad de utilizar tanto esta enseña como la marca Avidesa en el caso de que el pronunciamiento del Supremo sea favorable es un tema que se deberá estudiar y valorar si se ajusta a los planes estratégicos de la empresa. En ese sentido, incidieron en que las demandas se interpusieron como una «maniobra de defensa» del nuevo logotipo diseñado por la empresa radicada en Alzira.

Cabe recordar que Nestlé compró Avidesa al BBV a mediados de los noventa y no incluyó la marca en la posterior venta de la factoría de Alzira en 2003 a la nueva sociedad que se constituyó para mantener la industria heladera y que se especializó en las marcas del distribuidor o marcas blancas.

Compartir el artículo

stats