Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Imágenes de Latorre para la historia

El archivo gráfico legado por el fotógrafo y cronista gráfico de este periódico retrata setenta años inolvidables

Imágenes de Latorre para la historia

Imágenes de Latorre para la historia vicenÇ torres. alginet

El Ayuntamiento de Alginet ha aprobado por unanimidad la propuesta del Regidor de Cultura, Vicent Gaya Machí,para trámitar la declaración del Arxiu Ismael Latorre Mendoza Bien Cultural de Interés Local, cuyo legado ofrece una imagen nítida de los casi setenta años que median entre la Guerra Civil y la primera década del siglo XXI. Un testimonio gráfico que adquiere valor con el paso del tiempo y que ya resulta imperecedero.

Ismael Latorre Mendoza nació en Alginet en 1920. A los quince años, en 1935, recibió su primera cámara, una Browny Baby, y realizó su primera foto que tituló Vista del pueblo desde el cementerio viejo. En tiempos de la Guerra Civil, con dieciséis años, el joven Ismael quiso luchar por la II República, pero Justiniano, su padre, no se lo permitió. En 1937 estudió en el Instituto Obrero de Valencia, hasta que se incorporó al ejército republicano el 27 de abril de 1938. En el Frente de Teruel no pudo hacer fotos por la falta de material fotográfico. El año 39 volvió a Alginet y se inició como profesional de la fotografía de la mano de José Trullenque, pionero de la fotografía en La Ribera. Desde entonces hasta el año 2006, fotografió la vida cotidiana de Alginet y la comarca, y de esta forma la convirtió en imagen, en una obra atemporal, plasmada en blanco y negro para siempre. A pie, en bicicleta o motocicleta se desplazaba al campo de Alginet, Benifaió y Alcudia para dejar constancia histórica del trabajo agrícola y en la celebración de Pascua hizo centenares de fotos en Els Arenals (Carlet) y La Xivana (Font d’Almaguer). Con vocación de cronista realizó fotografías de oficios, talleres, actos públicos, deportes, accidentes, personajes, urbanismo y un sinfín de temáticas durante 70 años. Podemos afirmar que su obra es gigantesca de gran belleza costumbrista.

En nuestra comarca y en València, Ismael se relacionó con profesionales del mundo de la imagen y del periodismo: Maiques, de Benifaió-Almussafes; Vicent Costa, de Benifaió, quien le retoca muchos de sus negativos; Mira, de Carlet; Nácher, fotógrafo en Algemesí y Guadassuar; y Miralles, de l’Alcúdia. Todos ellos entrarán en su vida cotidiana. Muchas veces, sobre todo en Fallas o durante las comuniones, se ayudaban entre ellos cuando en cada pueblo había mucho trabajo. También intercambiaban materiales fotográficos y así evitaban desplazarse a València.

Latorre se casó con Laura Canet Lozano y, mientras él se consolida como fotógrafo de reportaje, Laura lo hace como fotógrafa de estudio. Ella hizo las primeras fotografías de estudio los años 50 y trabajó la fotografía treinta años. Tenía muy buena fama y acudía a su estudio gente del Marquesado de Llombai, de Benifaió, de Carlet y de otros lugares.

Los hijos de la pareja heredaron el oficio de sus padres y también trabajaron posteriormente como fotógrafos, además de relacionarse con otros profesionales de la imagen de La Ribera. Así lo hace Carolina Latorre Canet, «foto fija» en el cortometraje Cascall (1981), con Ferran Sánchez como director. Diez años más tarde, el hijo mayor, Gerard Latorre Canet, con su productora 3Video3 y Ferran Sánchez produjeron juntos el documental de pilota valenciana «Oltra y Núñez, mano a mano». El fotógrafo Paco Bosch también trabajó con Gerard Latorre el 26 de febrero de 1999, para grabar el ceremonial de concesión del título de Hijo Predilecto por parte del Ayuntamiento de Alginet a Pepet el pintor, a Juliet de Alginet, maestro de pilota, y al propio Ismael Latorre.

Reportero gráfico de Levante

Publicó en 1942 su primera foto en Levante, periódico del que fue corresponsal gráfico durante cincuenta años. Bastarán dos pinceladas para recordar esa colaboración: Durante el verano de 1957 Carmelo Planelles, corresponsal de Levante en Beniparell, llamó a Ismael y le pidió que hiciera fotografías de las barracas de Beniparrell y del barranco para presentar un proyecto, recibir una subvención y poder dragar el barranco. El 27 de agosto de ese año Latorre fue a Beniparrell . Meses después, el 14 de octubre de 1957, el Túria lo inundó todo: «Llegamos tarde, en la riada de octubre de 1957 el barranco de Beniparell se desbordó y se llevó las barracas por delante», narró el fotógrafo. Las imágenes que nos quedan imágenes de aquellas barracas son suyas.

Los reporteros gráficos de Levante se apoyaban laboralmente, incluso dejándose el propio laboratorio. Con motivo de un incendio en un gran comercio, del que Latorre había hecho fotos, el pueblo se quedó sin energía eléctrica. De aquel episodio Latorre comentó: «Nos quedamos sin luz y tuve que ir a casa del fotógrafo del diario Luis Vidal para poder revelar»

Desde que Latorre murió en diciembre de 2011, los herederos de este patrimonio cultural de La Ribera asumieron la responsabilidad de custodiar, preservar y difundir la obra del fotógrafo, quien dejó más de 300.000 negativos, de los que unos 70.000 tienen un gran valor costumbrista.

El fotógrafo publicó en diferentes libros, revistas y prensa muchas fotografías. El archivo continúa activo y cede material gráfico a diferentes medios y también imágenes de los demás fotógrafos del archivo: Laura Canet Lozano, Gerard y Carolina Latorre Canet, y Vicenç Salvador Torres Guerola. Actualmente, el archivo cuenta con casi medio millón de imágenes. Más de 2.200 fotografías y documentos de este patrimonio histórico se pueden encontrar en Wikimedia Commons. Este grupo de imágenes son de uso libre para cualquier editorial o estudiante.

Además, se han publicado fotos del archivo en diferentes libros de instituciones como la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, la Diputación de València, Institució Alfons el Magnànim - Centre Valencià d’Estudis i d’Investigació, La Universitat de València, y también en universidades internacionales como la University of Toronto (Ontario-Canadá) y la University of Cape Town (Sudáfrica), además de enciclopedias, atlas de mineralogía, y en más de cien ediciones, entre ellas, libros de autor, revistas, periódicos de València y Alicante, calendarios y carteles.

Exposiciones

El día 17 de agosto de 1968 Ismael Latorre expuso por primera vez sus fotos en Alginet, su pueblo natal. Desde entonces se han mostrado imágenes de tres fotógrafos del archivo en salas como el IVAM, el Centre del Carme, el Museu de la Pilota del Genovés, la Real Societat Valenciana d’Agricultura la Sala Guestalvino, la Sala municipal de Exposiciones de Ruzafa, la Societat Coral el Micalet, el Centre Cultura La Beneficència, el Café Lisboa, la sede del PSPV de València, el Col·legi Major Rector Peset y el Instituto Ramón Llull, además de la falla Cuba-Dénia. También se han expuesto obras de los diversos autores en Casas de la Cultura, ayuntamientos, auditorios de más de 40 pueblos y ciudades valencianas. Fuera de València se han expuesto imágenes en Madrid, Tarragona y Guipúzcoa. También ha expuesto en muchos pueblos las imágenes hechas por Ismael de los pelotaris Juliet de Alginet y el Xiquet de Quart.

Una época en blanco y negro. El voluminoso archivo gráfico de Ismael Latorre ofrece una panorámica muy precisa de la Alginet de los años cuarenta, cincuenta y sesenta.

Compartir el artículo

stats