Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El instituto interviene para atajar insultos homófobos en Carcaixent

El joven fue increpado por su orientación sexual por un grupo de compañeros al salir de clase

Un grupo de estudiantes, en la entrada el instituto Arabista Ribera; imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

Un grupo de estudiantes, en la entrada el instituto Arabista Ribera; imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

Tolerancia cero con la homofobia. El instituto Arabista Ribera de Carcaixent se ha visto obligado a intervenir para atajar el acoso en forma de insultos sufrido por un estudiante del centro, que grabó un vídeo en el que mostraba cómo se le atacaba únicamente por su orientación sexual.

Según ha podido saber Levante-EMV, el incidente se produjo el pasado viernes. Cuando el joven salió del centro se dirigió hacia su casa, fue entonces cuando un grupo de compañeros, que realizaba el mismo recorrido, profirió insultos a gritos. Resignado, se encaró hacia ellos para reprobar su actitud y grabó un vídeo, muy compartido en redes sociales, en el que retrataba a estos adolescentes y mostraba su hartazgo por tener que soportar semejante escarnio. «Todos esos que hay por detrás están gritándome maricón desde que he salido de clase, todos, todos. En fin. Luego dicen que no hay homofobia», proclamaba.

Tras tener conocimiento de los hechos, el centro ha activado su protocolo de acoso, según detallaron a este periódico fuentes del equipo directivo. «Por supuesto, condenamos este tipo de actos que empañan el gran trabajo que realizamos los centros educativos para formar en valores sociales. Por mucho que nos esforcemos, siempre habrá personas que no quieren asimilar unas normas básicas de convivencia. Esto no se puede tolerar y esperamos que no se vuelva a repetir», comentaron.

Lo cierto es que no es la primera vez que el joven, integrante de la comisión de igualdad del centro, recibe insultos de este estilo, aunque el instituto recalcó que, en este caso, «no se trata de un grupo que vaya detrás de él a diario».

El joven acosado por su orientación sexual en Carcaixent no solo recibió insultos por parte del grupo de estudiantes que le seguía. Algunos de ellos, hasta le lanzaron piedras.

Uno de los jóvenes fue el que empezó con los insultos. El resto se sumó a continuación e incluso le arrojaron piedras de pequeño tamaño. «No fue una lapidación, pero que no llegara a ese extremo no le resta gravedad a lo ocurrido», lamentó la dirección del instituto.

El centro reunió ayer a los padres de los adolescentes que participaron, por activa o por pasiva, en el acoso a su compañeros para dejar claro que erradicar este tipo de conductas no es tarea exclusiva del centro, ya que los padres son los responsables últimos de la educación de sus hijos. «Las ataques homófobos, racistas o del tipo que sean no tienen cabida en este centro. Sabemos que la lucha es muy larga y que queda mucho trabajo de normalización por realizar, pero estamos en ese camino», señaló la dirección.

El ayuntamiento también condenó los hechos públicamente: «No queremos ni podemos consentir en nuestra ciudad ningún tipo de agresión física o verbal... Es necesario que evidenciemos que la orientación sexual y la identidad de género no pueden ser motivo de burla», argumentó.

El estudiante también fue acosado con el lanzamiento de piedras

R.Sebastián. alzira

Compartir el artículo

stats