Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las capturas de los pescadores de Cullera suben un 14,6 % y generan 3,4 millones de euros

La lonja gestiona el último año 785 toneladas de pescado y marisco, un 34 % del total de la provincia, y es una de las que más crece en 2020

Pescadores de Cullera descargan al llegar al puerto en una imagen de archivo. | JOAN GIMENO

Pescadores de Cullera descargan al llegar al puerto en una imagen de archivo. | JOAN GIMENO

La Cofradía de Pescadores de Cullera capturó más de 785 toneladas de pescado y marisco en 2020, un trabajo que generó un total de 3,43 millones de euros por la pesca de lonja. Estos datos suponen el 34,4% del pescado y marisco total en la provincia de València, un 14,6% más que en 2019. La lonja de Cullera, junto a la de València, Sagunto y Gandia, es una de las cofradías de la provincia que trabaja bajo la marca de garantía «Peix de Llotja» y su crecimiento en las últimas cifras oficiales de la provincia destaca notablemente.

El distintivo «Peix de Llotja» pretende dar valor y reconocimiento a los trabajadores del sector, que proporciona empleo a cerca de 8.000 personas, de las cuales 3.000 lo hacen a través de empleos directos, según destacan fuentes de la Comisión Interfederativa de Cofradías de Pescadores de la Comunitat Valenciana. A través de los 549 buques, 46 de ellos con puerto en Cullera, se consiguió desembarcar más de 22.000 toneladas de pescado y marisco recogido en los más de 500 kilómetros de costa en la Comunitat Valenciana.

El «Peix de Llotja» se ha convertido en un distintivo de las Cofradías de Pescadores que pretende estimular el consumo sostenible del pescado y marisco recogido en el litoral. Los habitantes de la Comunitat Valenciana aumentaron su consumo de producto local hasta un 2,5% respecto al año anterior.

Sello de garantía

«Peix de Llotja» es una marca de garantía que gestiona la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores para promocionar un producto ecológico y de kilómetro cero, lo que evita emisiones de CO2 por el transporte.

Fuentes del sector destacan que el pescado y marisco de lonja es garantía de frescor y sostenibilidad, y con su consumo se establece un compromiso por la continuidad de los trabajadores que hacen posible su pesca y distribución. Desde Torrevieja a Vinaròs, las distintas cofradías adquieren los alimentos de temporada frescos, saludables y sostenibles, que formarán parte de la cultura autóctona, así como de una gastronomía sana y equilibrada.

Compartir el artículo

stats