Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira reclama inclusión y convivencia para desterrar el discurso del odio

La ciudad recupera el acto 18 años después

27

Manifestación del colectivo LGTBIQ+ en Alzira Fotos: Perales Iborra

La asociación Gailes, pionera de las reivindicaciones de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales de la Ribera, recuperó ayer en Alzira la manifestación para defender los derechos de este colectivo y reclamar una «sociedad diversa y respetuosa» que ponga fin al dircurso del odio que impide la convivencia. Un centenar de personas volvieron a salir a la calle para recorrer el espacio que separa la Plaça Major del ayuntamiento, ante el que se leyó un manifiesto con la presencia de las principales autoridades locales. Este acto no se celebraba desde hace 18 años y a juzgar por el entusiasmo que demostraron los participantes parece tener la continuidad garantizada.

Antes de que una inmensa pancarta multicolor se desplegara por el Pont de Ferro, los manifestantes se apostaron ante la Casa Consistorial para escuchar los discursos reivindicativos. El alcalde. Diego Gómez, y las concejalas Marina Mir e Isabel Aguilar se comprometieron a promover políticas que favorezcan «un cambio efectivo de mentalidad que erradique las actitudes discriminatorias». El presidente del PP alzireño, José Andrés Hernández, y el de Ciudadanos, Miguel Vidal, acudieron al acto.

El Consell de la Joventut d’Alzira reivindicó una ciudad «inclusiva» que apueste por los valores del respeto, la convivencia y la diversidad y apostó por desterar el dicurso del odio. En parecidos términos se expresó el portavoz de Gailes, que también lamentó que todavía persistan los insultos, vejaciones y agresiones que sufre el colectivo LGTBIQ+ por parte de un sector de la población que «todavía necesita educarse en valores». Del mismo modo consideró que las leyes vigentes «todavía son de mínimos» y deploró que hayan pasado 18 años sin manifestación del Orgullo pese a que la ciudad está gobernada por una coalición de izquierdas. Para acabar hubo albaes: «Volem estimar en color, no en blanc i negre», pudo escucharse. Más gráfico, imposible.

Compartir el artículo

stats