26 de mayo de 2018
26.05.2018
Atropello mortal

La conductora que mató a tres ciclistas de Xàbia hace un año queda en libertad a la espera de juicio

La Audiencia Provincial levanta las medidas cautelares sobre Mavi S.V., a quien el juez instructor de Gandia envió a prisión tras el siniestro, ocurrido en Oliva.

26.05.2018 | 17:19
La conductora, en un traslado a los Juzgados de Gandia tras ser detenida hace un año.

Mavi S. V., la conductora gandiense de 29 años que atropelló hace un año a un pelotón de ciclistas en la carretera N-332 causando la muerte de tres de ellos, ha quedado en libertad con cargos bajo una fianza de 7.000 euros, a la espera de juicio. La joven también deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes ante el juez instructor.

El juez del número 2 de Gandia, que instruye el caso, decretó el viernes pasado un auto en este sentido siguiendo instrucciones de la Audiencia Provincial de Valencia, que a su vez estimó el recurso presentado por el abogado de la conductora. La joven, tras reunir el dinero y presentar los avales correspondientes, salió ayer del centro penitenciario de Picassent. Todo apunta a que el juicio se demorará, ya que todavía el juez está esperando los informes forenses de los heridos, antes de pasar el expediente al fiscal.

Los hechos sucedieron el 7 de mayo de 2017 a primera hora de la mañana en la carretera N-332 entre Dénia y Oliva. La conductora, que había pasado la noche de fiesta y dio positivo en las pruebas de alcohol y drogas, invadió el carril contrario y arrolló a seis ciclistas de Xàbia, de los cuales tres murieron, dos en el acto, y otros tres sobrevivieron al siniestro. Al día siguiente el juez dictó prisión comunicada y sin fianza.

La noticia ha causado un enorme impacto sobre todo en Xàbia y particularmente entre los afectados por el siniestro. "Las familias no ven lógico que esté fuera de la prisión, el sentimiento es de indignación y de descrédito hacia la Justicia", se lamentó a preguntas de este periódico Óscar Antón, abogado que representa a dos de los perjudicados, Andrés Contreras y Scott Gordon, así como a la acusación particular de los familiares del padre de Contreras, uno de los fallecidos.

La defensa de la conductora ha pedido la libertad provisional en varias ocasiones, incluso desde el primer momento en que el juez dictó la orden de prisión preventiva. Óscar Antón apunta que los abogados de los perjudicados se han ido oponiendo sistemáticamente por varias razones, como "la alarma social del caso, la acumulación de delitos de la procesada o la posible reincidencia", pero finalmente se ha impuesto el criterio técnico que la Audiencia Provincial suele aplicar para casos como estos, de homicidios imprudentes derivados de accidentes de tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook