06 de octubre de 2009
06.10.2009

Una neonatóloga de La Fe diseña un equipo canguro para madres y recién nacidos

El conjunto mejora la sujección del bebé en el regazo y permite que la puérpera y el padre se relajen en un sillón durante dos horas

06.10.2009 | 03:10
El equipo consta de dos prendas: una faja y una sobrecamisa.

­
El Servicio de Neonatología del Hospital La Fe ha diseñado unas prendas de ropa de estilo canguro para que el bebé quede sujeto a la madre o al padre, a la vez que estos puedan relajarse.
Se trata de una iniciativa pionera en España que mejora la sujeción del bebé al regazo.
El conjunto textil, que ideado por la neonatóloga Blanca Gascó, está compuesto por una faja que facilita la sujeción del bebé al tórax de la madre, o del padre, y una sobrecamisa que cubre la parte superior del cuerpo que protege y abriga al progenitor.
La prenda está confeccionado en dos colores, blanco y beis, es de un material lavable y está disponible en varias tallas.
La doctora Blanca Gascó ha afirmado que «el principal objetivo de este conjunto es dar un paso más en la calidad del método canguro», ya que gracias a esta sujeción, «la madre puede descansar los brazos, mientras está apoyada en un sillón y llegar al máximo nivel de relajación, de modo que el vínculo afectivo entre madre e hijo llega a ser mejor».
El método canguro requiere un período de tiempo superior a una o dos horas, por lo que es necesaria una postura cómoda, con la espalda bien apoyada y mover los brazos regularmente para evitar entumecimientos.

En ese sentido, el servicio de neonatología del hospital ha adquirido varios sillones donde poder relajarse con el bebé en el regazo, con el objetivo de conseguir la máxima relajación en la madre o el padre y el bebé.

El doctor Vicente Roqués, jefe de ese servicio y presidente del comité organizativo del XXII Congreso Nacional de Neonatología que se celebra en Valencia en el mes de octubre, ha destacado como principales beneficios de esta práctica, "que los niños tienen ciclos de sueño más tranquilos, menos estrés, ganan peso y tienen menos infecciones".

Además, "los padres se sienten más cercanos a su bebé, se fortalece el vínculo afectivo y sobre todo, se desarrollan mejor neurológicamente", ha afirmado Roqués.

El método canguro fue desarrollado en 1978 en la ciudad de Bogotá, Colombia, donde los doctores Edgar Rey y Héctor Martínez, idearon un proceso alternativo a la incubadora, ya que no disponían de ninguna, para aquellos niños que nacían de forma prematura.

Así, imitando a la naturaleza, establecieron un protocolo de contacto y cuidados entre madre y bebé, similar al de una cría de canguro, que nueve meses después de nacer permanece en la bolsa de la madre, donde recibe abrigo y nutrición. demtii ha 1200 Ac si, ut cogitata praeclare eloqui possent, non nulli studio et usu elaboraverunt, cuius tes 1300 principem copiae atque inventorem bene de nomine ac dignitate populi Romani meritum esse exisr 1400 debemus, hunc facilem et cotidianum novisse sermonem nunc pro relicto est habendum prudemtii ha 1500 Ac si, ut cogitata praeclare eloqui possent, non nulli studio et usu elaboraverunt, cuius te p 1600 principem copiae atque inventorem bene de nomine ac dignitate populi Romani meritum esse exist 1700 debemus, hunc facilem et cotidianum novisse sermonem nunc pro relicto est habendum prudemtii ha 1800 Ac si, ut cogitata praeclare eloqui possent, non nulli studio et usu elaboraverunt, cuius te p 1900 principem copiae atque inventorem bene de nomine ac dignitate populi Romani meritum esse exist 2000

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas