03 de mayo de 2011
03.05.2011

El secreto de entender la fibromialgia

Dos años de diagnóstico. Entre uno y dos años puede tardar un enfermo de fibromialgia en tener el diagnóstico clínico que acredita su enfermedad. Un 2,5% de la población de 40 a 55 años sufre este síndrome crónico que, a pesar de no tener cura, se puede domesticar con ejercicio físico y baile, entendimiento y farmacoterapia.

03.05.2011 | 07:30
Eva María (drcha.) se manifestó en 2009.

­
La guionista y productora de la serie Las chicas de oro Susan Harris, la cantante y actriz Cher, la irlandesa Sinead O´Connor, el pianista Keith Jarret y el director de orquesta Pablo González también sucumbieron a los intensos dolores de la fibromialgia, una enfermedad que todavía sigue sin reconocerse como como causa de incapacidad permanente en España.
Lo peor de la fibromialgia, sufrimientos aparte, son algunas de las falsas creencias que la enturbian como que es una enfermedad psicológica, «lo cual es mentira», destaca el doctor Ximo Esteve, reumatólogo del Hospital General de Alicante que asegura que se trata de una enfermedad «compleja que aparece cuando concurren múltiples factores de orden físico, biológico, genético, psicológico y social».
«Hemos pasado —añade el especialista— de mucho desconocimiento a un mal conocimiento, casi todo el mundo sabe lo que es pero se mantiene esa visión errónea que ´todo está en la mente´»
«También —destaca—hay un modelo lineal reduccionista que dice que cualquier enfermedad es producto de un alteración anatómica o biológica que dice que cuando se corrige, desaparece, lo que no ocurre en esta enfermedad».
La fibromialgia solo tiene un secreto: entenderla, «solo con esto muchos pacientes mejoran porque el desconocimiento genera muchos de los problemas».
La fibromialgia no va a más. Se ha quedado en una incidencia del 2,5% que afecta sobretodo a las personas de 40 y 55 años, un 90% de ellas mujeres. «No es que haya más, es que muchos pacientes vienen con dolor, limitación de la capacidad y porque no pueden rendir al ritmo que le exige la vida, pero no es que la enfermedad vaya en aumento», aclaró el doctor Esteve que definió la fibromialgia como una enfermedad crónica de la que puede haber mejoría, aunque no llegue a curarse del todo.
En esta patología es muy frecuente la sucesión de episodios de mejoría y empeoramiento.
Algunos de los factores detonantes son: tener una artritis reumatoide, una infección, vivir una situación de estrés muy intensa como ciertas separaciones muy traumáticas o la muerte de un familiar explica el doctor Esteve que mañana dará una conferencia a un grupo de afectados en el hospital General de Valencia.
A pesar de ser una enfermedad muy dura, la fibromialgia solo se la puede abordar desde el entendimiento. «Lo principal es que el paciente la entienda y la asuma para aprender a cuidarse», destaca el reumatólogo que asegura que una vez asimilada la enfermedad, el tratamiento se sostiene sobre tres pilares: el ejercicio físico (natación, bicicleta, andar rápido, tai-chi, chi kung, bailar...), la medicación sintomática para aliviar los dolores y saber cuidarse física y emocionalmente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook