10 de septiembre de 2013
10.09.2013

Hallan las huellas más modernas de dinosaurios

Demuestra que la especie vivió en Pirineos hasta poco antes de su extinción

09.09.2013 | 22:46
Hallan las huellas más modernas de dinosaurios

efe zaragoza
Investigadores de las universidades de Zaragoza y la Autónoma de Barcelona junto con otros del Instituto Catalán de Paleontología han hallado las pisadas fósiles de dinosaurios más modernas de Europa, impresas en los cauces de antiguos ríos del Pirineo aragonés y catalán hace 65 millones de años.
El hallazgo de estas pisadas fósiles (icnitas) demostraría que los dinosaurios habitaron en esta parte del mundo hasta poco antes de su extinción, cuando impactó el gran meteorito del límite Cretácico-Terciario, informó ayer la institución académica zaragozana.
Estas icnitas se encuentran en zonas areniscas en las orillas de ríos de diferentes localidades del Pirineo aragonés y catalán, agregaron las mismas fuentes, que indicaron que el registro fósil de los dinosaurios poco antes de su extinción hace 65 millones de años es escaso y está circunscrito a unos pocos lugares del mundo.
Los científicos han demostrado en la revista PlosOne cómo los populares dinosaurios «picos de pato» vivieron en los últimos miles de años del Cretácico.
El estudio se ha realizado a parlas mismas fuentes, las pisadas fósiles son una evidencia de vida y solo las puede formar un organismo vivo mientras se desplaza en el momento en que se estaba formando la roca.
Los huesos fósiles pueden erosionarse y volverse a depositar en rocas más modernas, pero en el caso de las icnitas no puede ser. «La evidencia es irrefutable: las pisadas se produjeron en el momento en que vivían los dinosaurios», afirmaron.
La Comunitat Valenciana es un lugar frecuente de localización de estas icnitas, si bien de otra datación.
Estudios detallados durante más de diez años en los afloramientos donde se encuentra el límite Cretácico-Terciario han permitido descubrir ahora que estas pisadas de hadrosáuridos son abundantes en las areniscas formadas en los canales de los ríos.
Sin embargo, a partir de un nivel geológico no se vuelven a encontrar. Parece por tanto que los hadrosáuridos eran relativamente abundantes en las orillas de los ríos de hace 65,5 millones de años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook