Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Testimonio

La balada de Alzira que Cayetana no oirá

Cayetana, que recibió un disco con el pasodoble de Vicente Tarancón, le dijo por carta que le emocionaba

La balada de Alzira que Cayetana no oirá

La balada de Alzira que Cayetana no oirá

­

Fue casi un arrebato. El cantautor y compositor de Alzira Vicente Tarancón creó un pasodoble con letra dedicado a la duquesa de Alba y le envió la maqueta al Palacio de Dueñas. Cuando Cayetana visitó Alicante en septiembre de 2011, Tarancón se presentó allí invitado por el ayuntamiento y le cantó en persona la pieza que había creado, con un arranque que retrataba su noviazgo con Alfonso Díez: «A la duquesa de Alba / le está reinando el amor / y aquí está mi pasodoble, / que lo baile con amor».

Vicente le entregó en mano un disco con la pieza y, para su sorpresa, el 13 de abril siguiente recibió una carta de la duquesa en la que afirmaba que tras haberla escuchado «varias veces», la obra le había gustado. «Me he emocionado al oírlo», decía la carta. Vicente Tarancón viajó a Sevilla para la boda de Cayetana y volvió a cantar su pasodoble, junto con una pianista, ante el Palacio de Dueñas.

Gracias a esa actuación hispalense, para la que buscaba una pianista, Vicente, de 60 años, conoció a su actual esposa: Iryna Zhebrun. Cantando el amor de Cayetana surgió el de ellos. Tanto es así que se casaron el 8 de julio de 2012. Dos años después, justo el 8 de julio de 2014, nació su hijo. «Gracias a la duquesa tenemos este hijo de cuatro meses. Y me llevo los mismos años con mi mujer, 25 años menor que yo, que los que Cayetana se llevaba con Alfonso», cuenta Vicente, emocionado por el fallecimiento de Cayetana.

«Seguirá viviendo entre nosotros»

La muerte le ha sorprendido mientras componía una segunda pieza dedicada a la mujer más titulada del mundo. Se va a llamar «Cayetana, la duquesa de Alba», y, de momento, la letra cuenta con una primera estrofa que dice: «Cayetana, es la duquesa de Alba. Amazonas, cuando cabalgaba cruzando montañas en busca del aurora. Cayetana, Cayetana». Sostiene que la letra inicial quedará igual. «Es la duquesa de Alba, porque seguirá viviendo entre todos nosotros», afirma.

Compartir el artículo

stats