Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Redes Sociales

Facebook, de nuevo contra la privacidad

La red afronta otro escándalo por usar sin permiso los datos de sus usuarios para entrenar a su algoritmo

Facebook vuelve a usar los datos de sus usuarios.

Facebook vuelve a usar los datos de sus usuarios. REUTERS

Los argoritmos que controlan Facebook no nacieron aprendidos. Los enseñan cientos de empleados subcontratados que "explican" a la máquina la diferencia entre un paisaje, un "selfie", una pieza de fruta y una fiesta. Etiquetan una media de 700 publicaciones al día para entrenar a los algoritmos de la red social. Sólo en Hyderabad (India), un equipo de 260 empleados accedieron a millones de publicaciones subidas a la red desde 2014 para su etiquetado, según una investigación de Reuters. Esta práctica podría ser ilegal si han tomado contenidos de ciudadanos de la Unión Europea porque no ha habido un consentimiento explícito del usuario para que se utilicen sus datos con este fin.

Los proyectos de entrenamiento del algoritmo de Facebook -unos 200 en todo el mundo repartidos en lugares como Timisoara, Rumania, Manila o Filipinas- podrían desencadenar un nuevo escándalo de privacidad como el de Cambridge Analytica, cuando se filtraron datos de millones de usuarios que se utilizaron para elaborar campañas de publicidad dirigida en favor del "Brexit" y de Trump. El escenario es similar: son compañías acreditadas para acceder a los datos de Facebook que podrían venderlos o utilizarlos con fines maliciosos.

Zuckerberg, en la última conferencia de su empresa.

A escasos días de que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos decida la cuantía de la multa que le pondrá a Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica, una nueva fisura en la privacidad podría afectar a la compañía. Mark Zuckerberg ya ha descontando 5.000 millones de dólares de sus cuentas anuales para afrontar la posible multa y en la última conferencia de desarrolladores ha presentado una serie de novedades, siempre haciendo referencia al Facebook más privado de la historia. Pero nada ha dicho de este equipo de personas que trabajan en la sombra entrenando al algoritmo de su red social, alimentándolo con datos que no deberían estar a su alcance.

El proyecto de etiquetado manual de la plataforma clasifica fotos, vídeos y eventos de los últimos cinco años, incluyendo contenidos publicados en Facebook e Instagram, tanto de forma pública como privada. El trabajo consiste en señalar de qué va la publicación (comida, animal, persona€), el contexto (fiesta, actividad diaria€) y la intención (broma, queja, convocatoria€). Las clases particulares a los algoritmos de Facebook se podrían prolongar, al menos, durante este año, como se dijo a los empleados.

Un extrabajador del área de privacidad admite que se utilizan las publicaciones de los usuarios sin su consentimiento explícito

Este proyecto plantea dudas sobre la privacidad de los datos porque muchas de las publicaciones incluyen comentarios y nombran a otros usuarios y podrían inclumplir el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea. Según éste, las empresas deben contar con el consentimiento explícito de los usuarios para los procesos de recopilación y tratamiento de datos. Desde Facebook han reconocido la existencia de estos proyectos y aseguran que en su política de datos "dejan claro" que el uso de la información es "para mejorar su experiencia y que podríamos trabajar con proveedores de servicios para ayudar en este proceso". Sin embargo, un extrabajador de la red social en el área de privacidad, admite que se utilizan las publicaciones de los usuarios -y en algunos casos datos personales- sin el consentimiento explícito de los mismos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats