Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MEDIO AMBIENTE

El fósforo y el calor, las sombras negras para el Mar Menor esta primavera

Expertos del comité científico de la laguna apuntan a que la presencia de este contaminante tiene su origen en la interacción del acuífero por su alto nivel freático con una red de saneamiento en mal estado

Ova verde acumulada cerca de los puertos deportivos de Los Nietos, Cartagena.

El Mar Menor ha entrado en una dinámica preocupante que amenaza con romper su capacidad de autorregulación. La Región abandona la época en la que registra las temperaturas más bajas y esto ya tiene un reflejo en el agua de la laguna. Las últimas mediciones marcan un aumento de este parámetro en el Mar Menor, a lo que se suma un crecimiento de los niveles de clorofila. La conjugación de ambos factores, más la continua entrada de agua cargada de nitratos a la albufera, aventura una crisis ecológica que en otros momentos ha derivado en procesos de anoxia o falta de oxígeno.

El proceso biológico que llega pasará por una mayor presencia de fitoplacton y algas en el agua, que irán a más conforme sigan teniendo esa combinación de nutrientes y luz. Esto provocará otro episodio de ‘sopa verde’ y el crecimiento descontrolado de ova verde en las playas de la laguna, a lo que se sumará la descomposición de la materia orgánica, que reducirá los niveles de oxígeno con el posible escenario de nuevas anoxias ni necesidad de entrada masiva de agua dulce, como ocurrió el pasado año.

Este escenario ya está encima de la mesa del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor, cuyo portavoz, el catedrático de Ecología Ángel Pérez Ruzafa, remarca que estos episodios de eutrofización serán periódicos y cada vez "más frecuentes y atemporales". Es decir, no hará falta esperar al verano, cuando más días de luz y calor hay, para tener encima otra crisis ecológica. "El sistema del Mar Menor ya no tiene la misma capacidad para absorber nitratos".

A la contaminación por nitratos de origen agrícola hay que sumar otra vía perjudicial que fue objeto de debate en la última reunión del Comité Científico: la mayor presencia de fósforo en la laguna.

A este elemento es muy complicado hacerle un seguimiento, ya que no se infiltra en el terreno como los nitratos, por lo que su presencia en el acuífero "no puede ser significativa", subraya el hidrogeólogo José Luis García Aróstegui, investigador del Instituto Geológico y Minero de España. El problema llega con la sobreelevación del nivel freático del acuífero.

Estos niveles están cerca de la superficie, lo que puede provocar que el acuífero interaccione con las redes de saneamiento o alcantarillado en malas condiciones. Esto genera que la masa de agua subterránea entre en contacto con las aguas fecales, donde está el fósforo, destacan ambos expertos. Pese a ello, insisten en que es una hipótesis y que lo necesario sería instalar una infraestructura de piezómetros lo más cerca posible de la costa y en zonas urbanas para entender mejor las descargas de agua bajo la superficie que se producen a la laguna. Otra posibilidad es que el fósforo también tenga su origen en los purines de la ganadería.

Ruzafa avanza que «habrá que revisar dónde se producen esos fallos en las redes de saneamiento o si no existe esa conexión a la red», como ocurre en la urbanización Bahía Bella de Los Alcázares.

"Puede que haya casas aisladas en el Campo de Cartagena sin conexión a la red de alcantarillas, por lo que ahora sus pozos negros se inundan de agua por la cota a la que se sitúa el acuífero por encima del nivel del mar", explica el portavoz del Comité del Mar Menor. Aróstegui, por su parte, pone como ejemplo la detección de agua «con cierta salinidad» en las depuradoras del entorno del Mar Menor por la interacción de la red de saneamiento con el agua del acuífero.

Múltiples vertidos

El elevado nivel freático del acuífero ya ha provocado que en las zonas bajas cercanas a la costa el agua aflore en superficie y llegue a la laguna a través de ramblas como la del Albujón o vertidos directos como en la Marina de El Carmolí, sumado a las emanaciones de agua en las propias playas.

"Los niveles del agua subterránea están con tendencia ascendente", incide el investigador del IGME, "hay mayor recarga del acuífero que salidas de agua y esto provoca ya drenajes que son visibles". Según datos que arrojan los sondeos de la Confederación Hidrográfica del Segura, ese nivel del agua está por encima que los registros de hace justo un año. Ambos coinciden en que, al paralizar las explotaciones para extraer agua del acuífero y desalinizarla con fines agrarios, la recarga ha ido aumentando y lo sigue haciendo pese a que no llueve. Esa recarga tiene su origen, según lleva defendiendo la CHS desde hace años, en los retornos de riego de la agricultura intensiva de la comarca.

Ruzafa ve las medidas de Ribera como "insuficientes"

"No puedes controlar la contaminación urbana o de aguas fecales si no construyes una red de saneamiento. Pues lo mismo ocurre a la hora de controlar las descargas de agua procedentes del acuífero y que llegan cargadas de nitratos por la rambla del Albujón", señala el catedrático Ángel Pérez Ruzada, "si no rebajamos el nivel freático aliviando la presión de la masa de agua subterránea, seguirá entrando contaminación en la laguna". El portavoz del Comité Científico del Mar Menor valora como "positivas" pero "insuficientes" las medidas que expuso la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, hace dos semanas en su visita a Murcia. Entre estas actuaciones, Ruzafa no encuentra medidas técnicas que a corto plazo corten la entrada de vertidos contaminantes en la laguna. "Las medidas que regulan usos en la cuenca están bien, pero hacen falta infraestructuras para sacar agua". Sabe que el Ministerio maneja otras medidas y que entre ellas no está volver a permitir la extracción de agua para desnitrificar los caudales y volver a emplearla para riego, como marcaba el Plan Vertido Cero. Valora positivamente el proyecto de las balsas de astillas de madera que eliminarán parte de los nitratos de la rambla del Albujón. Este martes el Foro de Coordinación Interadministrativo del Mar Menor se vuelve a reunir en San Pedro, en esta ocasión con la presencia vía telemática del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

Compartir el artículo

stats