Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

La metamorfosis de la zona Poniente de Benidorm: de masa verde a lugar de rascacielos

El desarrollo del plan parcial que lleva el mismo nombre avanza a un ritmo frenético con torres de más de 20 alturas que se alzan en meses | 2022 será el año en el que se termine gran parte del sector

El sector Poniente en la actualidad con los rascacielos que se han levantado.

Hace una década, el plan parcial de Poniente de Benidorm era apenas un proyecto en un papel. Una gran masa verde llenaba miles de metros cuadrados en los que solo alguna valla anunciaba proyectos futuros que no habían tenido sus frutos. En una de las esquinas, el edificio 'Intempo' comenzaba a alzarse imponente en un área en la que no había nada alrededor. Aunque terminó inacabado y sin visos de tener un final feliz; al menos hasta años después. Pero la imagen en 2022 es muy diferente. Rascacielos que se alzan sobre el sky line de Benidorm a un ritmo frenético. No solo en plantear el proyecto sino en elevar una a una cada planta de las más de 20 de media que tienen los edificios que se están levantando o ya se han terminado en esta zona entre la avenida Vicente Pérez Devesa y la avenida Armada Española, paralela a la primera línea de playa.

La zona ha cambiado mucho en poco tiempo. Una imagen vale más que mil palabras y los ojos de aquellos que cada día circulan por allí para ir a trabajar o acuden cada verano a sus apartamentos de vacaciones lo han comprobado personalmente. Pasar un día es ver una torre que empieza a coger altura. Un mes después, esa torre puede haberse alzado más de la mitad de su techo total.

Pero, ¿qué ha hecho que este sector de Poniente se desarrolle de esta manera? Pues entre otras cuestiones porque era una de las bolsas más grandes de suelo de la capital turística que prácticamente no se había desarrollado. El sector Poniente 2/1 de Benidorm tiene una extensión de 131.000 metros cuadrados en los que poco se había levantado. Otra de las razones: la ubicación. A escasos metros de una de las joyas de la corona de Benidorm como es la playa que lleva el mismo nombre y con una zona escolar u otros servicios cercanos hizo que los promotores pusieran el ojo en los terrenos.

El movimiento para levantar altas torres y abrir nuevas avenidas comenzó en 2018, aunque el desarrollo de Poniente comenzó a estar en los papeles muchos años antes, cuando solo el 'Intempo' empezaba a alzarse y todo alrededor era verde, hace casi 10 años. Pero los últimos dos años han sido frenéticos.

Ni la pandemia logró parar la construcción de nuevos edificios excepto los 15 días del confinamiento que se paró cualquier actividad no esencial. Pero los obreros volvieron enseguida y, con ellos, las máquinas que comenzaron a mover terreno y aquello que era una zona llena de verde ahora es un área completamente urbanizada con torres acabadas en las que los vecinos ya disfrutan de comodidades y vistas.

Hace solo un año, había algún edificio terminado pero la mayoría estaban en construcción o en proyecto. Ahora la situación es diferente porque en algunos ya se ve vida a través de ventanas y terrazas. El primero de ellos, el “Intempo”, de 192 metros de altura y 45 plantas” donde ya viven inquilinos desde hace unos meses. Se proyecto en 2006 y se acabó en 2021. Uno de los proyectos de TM, las dos torres de 'Sunset Waves' con 29 plantas y 132 viviendas también están ocupadas desde hace un año. Y en este tiempo se han levantado las dos torres de 'Sunset Cliffs' (también de TM) que prevé entregar su primera fase este verano y la segunda a final de año. Hace casi 12 meses no se habían comenzado. Queda en la zona la torre 'Sakura', que la construye CHM y será de 22 alturas y 76 viviendas. En menos de un año ya ha completado 16 pisos de los 22. A unos metros, el 'Delfin Tower', casi listo para vivir; y el 'Benidorm Beach', también con la estructura muy avanzada. Estas torres sumarán cerca de 1.000 nuevas viviendas. El desarrollo del sector se complementa con varias nuevas avenidas para conectar Vicente Pérez Devesa con la primera línea, un aparcamiento y un mirador y zonas verdes.

“A pesar de la crisis sanitaria, la actividad constructora y el desarrollo urbanístico en Benidorm no se ha paralizado en dos años”, explicó la concejala de Urbanismo, Lourdes Caselles. Y el sector Poniente es el mejor ejemplo: “Hemos sido espectadores de cómo crecía la construcción de rascacielos en Poniente y a un ritmo frenético para alzarlos que sorprende a más de uno”, añadió.

Poco desarrollo más de Poniente

Pero, ¿qué queda por desarrollar en la zona de Poniente de Benidorm? Pues el único suelo que aún queda disponible es el del PAU 1 Murtal; una bolsa de terrenos de 895,583 metros cuadrados, posiblemente la más grande de Benidorm. La concejala de Urbanismo explicó que “es la más grande que queda, incluso por encima de otros planes parciales en otras zonas de Benidorm”. Este suelo se une al sector de Poniente y al de Xixo y es, sobre todo, de uso residencial.

Y no es un espacio parado sino que hay previsto movimiento. Ya se ha presentado el proyecto de urbanización en el que se prevé la construcción de 2.500 viviendas. “Es el último punto que le queda a Poniente para crecer”, añadió la edil. Ese documento ya está en estudio para subsanar deficiencias y someterlo a exposición pública para poder ya aprobarlo. Ahora falta saber cuánto tiempo pasará hasta que se vean máquinas moviendo tierra y si será tan rápido como en el plan parcial vecino.

Compartir el artículo

stats