Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AGUA

Más de 5.000 agricultores protestan en Alicante contra el recorte del Trasvase

Los agricultores del Levante llevan a cabo la primera movilización contra el plan del Tajo y reclaman al Ministerio que "no se atiendan los intereses políticos del gobernante de turno"

Los organizadores de la concentración en Alicante, frente a los manifestantes.

"Todavía queda partido". La ciudad de Alicante ha sido el punto de partida para las movilizaciones que los regantes del Levante van a llevar a cabo contra el recorte de 105 hm3 anuales en el Trasvase que implicará el Plan Hidrológico del Tajo. Más de 5.000 agricultores, empresarios y organizaciones agrarias se han concentrado en la capital alicantina este martes para exigir la rectificación de los caudales ecológicos del Alto Tajo, una planificación de la cuenca cedente que conllevaría importantes efectos negativos sobre el sector primario en la Región de Murcia, pero también en Alicante y Almería.

La concentración, convocada por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura y por Asaja Alicante, ha reunido a decenas de tractores y camiones que han hecho ruido contra la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de recortar los envíos de agua al Levante. "Esto no es una decisión por el cambio climático. El recorte es político. Va a haber drama social para satisfacer a García Page (presidente de Castilla-La Mancha) porque grita más. Pedimos agua para nuestro futuro", señalaba el presidente del Scrats, Lucas Jiménez, durante los discursos que los organizadores han preparado frente a los manifestantes.

Tanto Jiménez como los dirigentes de Asaja Alicante se han reunido con Araceli Poblador, subdelegada del Gobierno en Alicante, para poner encima de la mesa el impacto negativo del plan del Tajo sobre el tejido socioeconómico del Levante y para entregarles sendas cartas dirigidas al ministro de Agricultura, Luis Planas y a la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, pidiendo que rectifiquen y no se toque el Tajo-Segura.

El presidente de Asaja-Alicante, José Vicente Andreu, ha asegurado que la desalación "es un complemento, pero no puede ser alternativa" al trasvase Tajo-Segura, puesto que es "cara" y "altamente contaminante", ya que al ser "gran consumidora de energía, también lo es de emisiones de CO2". En declaraciones a periodistas durante la concentración contra el recorte del trasvase, Andreu ha afirmado que el agua desalada "tiene un precio que los agricultores no podemos pagar", ya que los trabajadores de este sector en la Comunitat Valenciana y en la Región de Murcia "tenemos que competir con todos los agricultores del mundo y no podemos con estos precios".

"El problema fundamental es la nula depuración del agua que viene de Madrid, ahí es donde se tiene que centrar el Gobierno, que no puede el aprobar dos planes de cuenca absolutamente contradictorios", ha subrayado Andreu, que ha pedido al Consejo Nacional del Agua un "equilibrio en todos los planes de cuenca" que permita "el desarrollo del Levante, porque si no, no podemos sobrevivir, es imposible".

Por su parte, el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez, ha asegurado que los agricultores "no quieren que se tomen decisiones a favor del Levante", sino "que se aplique lo que se ha aplicado en toda la planificación española", porque, a su juicio, "en ninguna parte del país se han elevado caudales ecológicos, solo en tramos del Tajo que afectan al trasvase". Así, ha recalcado que esta medida, el aumento de caudal ecológico en el río que desemboca en Lisboa, "no va a beneficiar en nada a la cuenca del Tajo y en nada a Castilla-La Mancha, únicamente puede beneficiar los intereses políticos del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page", quien, según Jiménez, "no para de lanzar mensajes que son de muy mal gusto".

Ha lamentado que con este nuevo Plan Hidrológico Nacional "más de 40.000 personas van a ir al paro", así como que el Ministerio "parece que está dispuesto a asumir la desaparición del verde en una de las zonas más áridas de Europa". Con él han estado dirigentes de las patronales agrarias como Mariano Zapata, presidente de Proexport, Santiago Martínez, de Fecoam, o Joaquín Gómez, de Apoexpa.

Los regantes han exigido este martes una actuación por parte del Gobierno "ajustada y justa" en relación al trasvase y le piden que "aplique lo que ha aplicado en toda la planificación española" para que "no se atiendan los intereses políticos del gobernante de turno", en referencia al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

"PSOE o agua": la política se cuela en la manifestación

La manifestación ha contado con una amplia representación política, entre los que se encontraban dirigentes del Partido Popular, PSOE, Ciudadanos, Compromis o Vox. Desde la Región de Murcia asistieron políticos como el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Luengo o el secretario general del PPRM, José Miguel Luengo, por parte de los populares, mientras que también asistió el presidente de Vox en la Región de Murcia, José Ángel Antelo. Por el lado del PSOE, desde la Región no ha asistido ningún dirigente pero sí de la Comunidad Valenciana, como la nueva consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Josefina Bueno, quien ha señalado que "los regantes deben tener garantizado el agua de calidad y a precios asequibles y la Generalitat Valenciana no va a dar ningún paso atrás en este tema y así lo ha demostrado acudiendo a los tribunales para defenderlo". Durante la protesta se han podido leer carteles en los que se reza "PSOE o agua"; "más desalaciones = más contaminación" o "la muerte de la huerta de Europa".

El presidente López Miras ha exigido por su parte a su homólogo de la Comunitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, "valentía" para que ambas autonomías establezcan una "hoja de ruta común" frente al Gobierno central en defensa del trasvase Tajo-Segura. En declaraciones a los periodistas y preguntado por la ausencia del presidente valenciano y líder del PSPV-PSOE en el acto, López Miras ha recordado que él se manifestó en defensa del trasvase en Madrid en 2017 a las puertas del Ministerio de Agricultura cuando había una ministra de su partido, el PP.

"Echo en falta la misma valentía", ha subrayado López Miras sobre Puig antes de agregar que cree "los dirigentes del PSOE también se deben manifestar cuando en el Gobierno de España no hay políticos del PP, como ahora". El presidente de la Región de Murcia ha incidido en que ha hecho "sucesivos llamamientos para poder tener un encuentro" con Puig para "un frente común" en torno al Tajo-Segura y que no ha recibido respuesta.

"Lo lamento", ha indicado y ha añadido que en cualquier caso su despacho está abierto y su mano "tendida para trabajar exclusivamente, sin posiciones partidistas, por el futuro de la Región de Murcia y la Comunitat Valenciana".

Compartir el artículo

stats