Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Reinfectarse de covid incrementa los riesgos

Infectarse más de una vez con el SARS-CoV-2 aumenta la mortalidad, la probabilidad de hospitalización y otros efectos adversos sobre la salud, apunta un estudio estadounidense

Toma de muestra para una prueba de covid-19. JCCM

Las reinfecciones con el coronavirus SARS-CoV-2, muy inusuales antes de la variante ómicron, aumentan el riesgo de mortalidad y de hospitalización y la probabilidad de padecer otros efectos adversos sobre la salud, según un amplio estudio estadounidense. Ese incremento, además, es acumulativo, se eleva con el número de infecciones sucesivas.

El estudio, el primero que describe los riesgos de las reinfecciones de covid-19, está pendiente de revisión por pares en la revista 'Nature Portfolio', pero sus autores, Ziyad Al-Aly, Benjamin Bowe y Yan Xie, son conocidos por haber publicado durante la pandemia en la prestigiosa revista 'Nature' y otras publicaciones científicas investigaciones relevantes sobre los efectos cardiovasculares del coronavirus, reinfecciones y covid persistente.

La muestra del estudio –titulado 'Outcomes of SARS-CoV-2 Reinfection' y disponible en el repositorio 'Research Square'– es muy amplia. Sus autores tuvieron acceso a las bases de datos del Veteran Affairs, el sistema de salud de los Veteranos de las fuerzas armadas, el mayor de Estados Unidos, y para el que trabajan Bowe y Xie. Cotejaron los registros de 250.000 personas con una infección, 39.000 con dos o más infecciones y cerca de 5.4 millones sin infección como grupo de control. La mayoría son hombres con una media de edad de 60 años.

Los individuos que tuvieron reinfecciones mostraron un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas, con una ratio de riesgo (HR, por sus siglas en inglés) de 2,14 (es decir, que la probabilidad se multiplica por 2,14) y una carga excesiva de mortalidad por todas las causas de 23,8 por 1.000 personas a los 180 días. Estos individuos también mostraron un mayor riesgo de hospitalización, con un HR de 2,98: es decir, que la probabilidad de hospitalización casi se triplicó. Además, las personas reinfectadas exhibieron un riesgo aumentado de secuelas en los sistemas pulmonares y extrapulmonares. Así, la reinfección elevó el riesgo de resultados adversos para la salud como trastornos cardiovasculares, problemas renales, gastrointestinales y trastornos musculoesqueléticos y neurológicos. En general, la reinfección afectó negativamente a varios sistemas de órganos extrapulmonares y al sistema respiratorio. También detectaron que con las reinfecciones aumentan también el riesgo de desarrollar diabetes, fatiga y problemas de salud mental. Todos estos resultados se vieron también en personas vacunadas.

Repercusión

El estudio ha sido objeto de comentario por destacados expertos, como el conocido médico e investigador estadounidense Eric Topol. En un artículo en su blog científico califica de “preocupante” este trabajo. Recuerda que la reinfección “era bastante rara antes de que llegara la onda ómicron, un 1% o menos durante la ola de delta. Pero ahora las reinfecciones se han vuelto mucho más comunes”. Añade que las subvariantes de ómicron BA.2, BA.2.12.1, BA.4 y BA.5 “han aumentado progresivamente su escape inmunitario y existe una inmunidad cruzada limitada con BA.1, la versión de ómicron con la que aproximadamente la mitad de los estadounidenses se infectaron a principios de 2022”.

David N. Fisman, epidemiólogo de enfermedades infecciosas de la Universidad de Toronto (Canadá), apuntó en su cuenta de Twitter que “este es un documento aterrador”. Opinó que “está metodológicamente bien hecho y sugiere una ‘lesión acumulativa’ de sucesivas infecciones por SARS-CoV-2”.

Otros expertos mostraron cierto escepticismo. Es el caso de la profesora de Epidemiología Irene Petersen (University College de Londres), quien señaló que “estos hallazgos son demasiado malos para ser verdad. Es probable que sean un artefacto por el lugar donde se realizaron las pruebas para los reinfectados (en el hospital en lugar de la comunidad)”.

En cualquier caso, el principio de precaución invita a evitar en lo posible las reinfecciones de coronavirus SARS-CoV-2, que además tampoco aportan –como concluyó un estudio en la revista 'Science' y publicó Faro de Vigo el domingo pasado– un refuerzo inmunitario robusto.

Compartir el artículo

stats