Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sentencia

Imponen 21 meses a un hombre que dejó sorda a su pareja

El condenado agredió brutalmente a su compañera en Vallada porque estuvo hablando en inglés con unos conocidos de nacionalidad británica

La Audiencia de Valencia ha impuesto 21 meses de cárcel a un maltratador que dejó sorda a su pareja tras propinarle una paliza. La víctima necesita desde la agresión un audífono. El acusado ha indemnizado a la mujer con 22.035 euros y no ingresará en prisión al carecer de antecedentes penales. El procesado, un vecino de origen español de Vallada, agredió brutalmente a la mujer porque estuvo hablando en inglés con unos conocidos de nacionalidad británica. La víctima llegó a perder la consciencia durante la paliza.

Los hechos ocurrieron sobre las dos de la madrugada de 2011. El hombre llevaba seis meses viviendo con la mujer, que tenía dos hijos de otro matrimonio. Esa noche comenzó a discutir con ella por hablar en inglés con sus conocidos. El procesado le propinó varios golpes hasta que perdió la consciencia. «Al observar el acusado el estado en el que se encontraba su pareja, le dio diversos golpes en la cara para que se recuperase hasta que volvió a la consciencia», según recoge el apartado de hechos probados de la sentencia.

La mujer sufrió la rotura del tímpano y diferentes contusiones de gravedad. La víctima necesitó 91 días de recuperación y que le implantaran un audífono en el oído izquierdo por la pérdida de la agudeza auditiva.

La Fiscalía pedía inicialmente una condena de nueve años de cárcel por un delito de lesiones agravadas. La acusación particular y la fiscal del caso aceptaron la rebaja de la condena que va a evitar que el maltratador ingrese en prisión a pesar de que rompió el tímpano a su pareja tras la brutal paliza. El procesado ha sido condenado a nueve meses de prisión por el maltrato y a un año de cárcel por las lesiones. El maltratador ya ha depositado los 22.036 euros con los que va a indemnizar a su víctima por las lesiones y las secuelas que le causó. El imputado no se podrá acercar a menos de trescientos metros de la mujer en los próximos cuatro años, según precisa el fallo.

Compartir el artículo

stats