30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paliza

En estado crítico una anciana tras una brutal agresión en su casa de Carcaixent

Emilia Nicolás, de 78 años y que vive sola, fue golpeada varias veces cuando estaba en la cama

En estado crítico una anciana tras una brutal agresión en su casa de Carcaixent

En estado crítico una anciana tras una brutal agresión en su casa de Carcaixent

Una vecina de Carcaixent de 78 años de edad se debate entre la vida y la muerte desde la madrugada de ayer tras haber sido brutalmente golpeada cuando se encontraba en su domicilio, en el número 20 de la calle La Vall de ese municipio de la Ribera. La víctima permanecía anoche en estado crítico en la UCI del Hospital de la Ribera, en Alzira. La Guardia Civil interroga desde ayer a familiares y vecinos de la mujer en busca de respuestas para dar con el autor del intento de asesinato.

Fue una hija de Emilia Nicolás quien descubrió la brutal agresión cuando acudió a casa de su madre, que está viuda y vive sola, después de que la central de alertas de teleasistencia la llamara a la una de la madrugada para informarle de que la anciana había pulsado el botón de emergencia del aparato a las 12.57 horas y que no respondía al teléfono.

Instantes antes, una vecina de la mujer ya se había sorprendido porque, pese a la hora, vio luz dentro de casa de Emilia, una mujer muy fiel a sus rutinas diarias que «se acostaba siempre sobre las diez de la noche, por lo que no era normal que aún estuviese encendida la luz».

La hija de Emilia llegó poco después de la una de la madrugada y accedió con sus llaves. Un cristal de la puerta exterior, de aluminio marrón con largos vanos verticales de vidrio, estaba fracturado a la altura de la cerradura central, pero el hueco abierto ni siquiera permite alcanzar el más próximo de los tres pestillos con los que la mujer cerraba cada noche la vivienda.

Al subir al primer piso, donde se encuentra el dormitorio de Emilia, la hija de ésta entró y la encontró inconsciente sobre la cama, con ropa de dormir. La víctima, que debió ser atacada cuando ya se encontraba en el lecho y que posiblemente se despertó con los ruidos del intruso, tenía claras señales de haber sido golpeada varias en la cabeza con un objeto contundente que, al parecer, aún no ha sido localizado.

La hija pidió ayuda a emergencias de manera inmediata y una ambulancia del SAMU acudió a la vivienda minutos más tarde. Aunque apenas había un poco de sangre en la almohada, las heridas eran gravísimas, ya que le provocaron un fortísimo traumatismo craneoencefálico.

La víctima fue evacuada al Hospital de la Ribera e internada en su UCI. Su estado era extremadamente delicado anoche. De hecho, ni siquiera ha podido dar su versión a la Guardia Civil, ya que no ha recuperado en ningún momento el conocimiento.

Durante todo el día de ayer, agentes del grupo de Homicidios y del laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Valencia interrogaron a vecinos y allegados e inspeccionaron con detenimiento la vivienda, que no estaba revuelta. Aunque, se cree que falta una pequeña cantidad de dinero, no está claro que se haya tratado de un robo, ya que la familia no ha echado de menos objetos de valor.

Además, no hay señales -salvo la fractura del cristal, realizada desde el exterior en algún momento aún no determinado- de que el autor haya forzado ni puertas, ni ventanas. Eso sí, había al menos una ventana del patio interior abierta, por lo que no se descarta que fuera utilizada por el agresor para entrar.

Compartir el artículo

stats