Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La Audiencia impone 22 años al ladrón que mató a un empresario en Paterna

La sala condena a 16 años y dos meses de cárcel al cómplice del acusado en el crimen cometido en 2012

La Audiencia impone 22 años al ladrón que mató a un empresario en Paterna

La Audiencia impone 22 años al ladrón que mató a un empresario en Paterna

La Audiencia de Valencia ha condenado a los dos acusados de matar a un empresario en el polígono Fuente del Jarro de Paterna el 20 de agosto de 2012. La sala ha impuesto al autor material del crimen 22 años y 6 meses de cárcel y a su cómplice 16 años y 2 meses. La Fiscalía pedía menos cárcel para el autor material, pero la sala ha asumido las tesis de la acusación particular, que ha ejercido el abogado Andrés Zapata. El homicida, Pablo Piquero, fue arrestado por matar a una policía local de Madrid durante otro tiroteo. Su cómplice en el crimen de Paterna fue Lucio Altimasberes. El empresario asesinado se llamaba Vicente Manuel Hernándiz Martínez.

Los dos procesados se desplazaron desde el municipio zaragozano de Fuentes de Ebro para atracar al empresario, que tenía un negocio de joyería. Pablo Piquero aseguró en el juicio que el empresario le debía 500.000 euros, aunque negó el atraco. Piquero declaró que ese día fue a ver al empresario porque quería presentarle a Lucio Altimasberes para que le distribuyera piezas de latón bañadas en oro que producía. Según su versión, el empresario se enfadó porque Lucio Altimasberes acudió a la cita drogado y se quedó dormido. «Empezamos a discutir y cogió una barra para pegarme. Yo cogí un destornillador y se lo clavé en la pierna durante el forcejeo. Ahí le dije que me iba a dar todo lo que tenía. Trató de huir, yo me tropecé y al caer se me fue el tiro», apuntó. Piquero, que reconoció que se había inyectado una dosis de heroína en prisión antes de ir al juicio, insistió en que el otro acusado no estaba implicado en el crimen.

Por su parte, Lucio Altimasberes manifestó que ese día «iba muy puesto» porque había consumido heroína antes de emprender el viaje desde Zaragoza e incidió en que no participó en los hechos. «Yo solo acompañé a Pablo porque tenía que cerrar un negocio con el empresario. No recuerdo de qué hablaron», sentenció.

Sin embargo, la sala considera probado que los dos condenados acudieron a la nave de la víctima para robarle y que mataron al empresario cuando trató de huir. Pablo Piquero, según recoge el apartado de hechos probados de la sentencia, disparó a Vicente Manuel Hernándiz a metro y medio de distancia. La bala alcanzó la arteria aorta de la víctima y el pulmón. El principal acusado ha sido condenado a 17 años de cárcel por un delito de asesinato, a cuatro años por robo y a un año y seis meses por tenencia ilícita de armas. Lucio Altimasberes ha sido sentenciado a 12 años y 6 meses por homicidio y a 3 años y 8 meses por robo. Los acusados pueden recurrir al Supremo.

Compartir el artículo

stats