Suscríbete Caso Abierto - Levante-EMV

Caso Abierto - Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pederastia

Piden nueve años a un hombre por abusar de una niña en una vivienda de Manacor

La pequeña de diez años tuvo que ser tratada al sufrir una enfermedad de transmisión sexual

Policías nacionales conducen, este lunes, al acusado desde el calabozo al juicio. L. Marina

Un procesado de nacionalidad colombiana se sentó este lunes en el banquillo de los acusados de la Sección Segunda Audiencia de Palma para responder de una presunta agresión sexual a una niña de diez años en un domicilio de Manacor. La fiscal solicita para el encausado nueve años de prisión por este delito y por provocación sexual. La pequeña tuvo que ser tratada de una enfermedad de transmisión sexual presuntamente como consecuencia de estos actos.

Los hechos que se enjuiciaron este lunes tuvieron lugar entre los días 1 y 10 de julio de 2021 en un domicilio de Manacor, donde el acusado había alquilado una habitación. De acuerdo con el escrito de la fiscal, el procesado se habría introducido en el dormitorio de la menor y la habría sometido a prácticas sexuales.

Acto seguido el individuo se colocó encima de la pequeña, pero esta le apartó. Antes de marcharse, el individuo la amenazó con que si contaba algo volvería a hacerle lo mismo.

Al cabo de un rato, esa misma noche, el sujeto se volvió a personar en el cuarto de la niña. De acuerdo con la fiscal, se bajó los pantalones y la ropa interior y se masturbó ante ella. La pequeña reaccionó levantándose rápidamente de la cama y luego se fue corriendo, salió del dormitorio y se dirigió al de sus padres.

En primer término, el acusado realizó este lunes una maniobra para tratar de suspender el juicio. Para ello renunció a su abogada de oficio antes de la vista y propuso una letrada particular.

Esta reclamación fue desestimada, al considerar que no era el momento procesal oportuno y se consideró que había tenido otras ocasiones con anterioridad para hacerlo.

Durante su intervención ante el tribunal, el encausado negó taxativamente que hubiera cometido una agresión sexual a la niña, hija de la familia que le había alquilado una habitación en Manacor. De hecho el acusado fue más allá y negó haber entrado en ningún momento en el dormitorio de la pequeña.

"Tuvieron un trato muy bueno conmigo al principio. Eran muy amables. Era un entorno muy familiar", recalcó durante su intervención. En este sentido, el procesado definió su relación con la niña "como hermanos".

"Jugábamos al póquer, veíamos youtube y hacíamos tiktoks", prosiguió. No obstante el encausado reconoció que se encontraba muy alterado porque "salía de una relación tóxica".

En un momento dado, el acusado aludió a un comportamiento más maduro de la niña. "No actuaba de acuerdo con su edad. Nos quedábamos solos, pero muchas cosas de las que se me acusan no pasaron", abundó.

"Hay alguien más"

Durante su intervención, el encausado también se refirió a la supuesta intervención de otro hombre en la agresión sexual a la niña, que le habría acarreado una enfermedad de transmisión sexual. "Hay alguien más y todo el peso recae sobre mí", protestó. En concreto aludió a una persona de origen marroquí.

Por su parte, la madre de la niña rebatió ayer por completo la versión del acusado. Mientras este decía que nunca entró en el dormitorio de la niña, la progenitora declaró que le sorprendió saliendo de él.

"Al día siguiente llamé a su madre y le dije que él no podía seguir por más tiempo en la casa y se tenía que marchar. Le dije que él había entrado en la habitación de mi hija y que eso no me gustaba", recalcó. "Tuvo que recibir tratamiento psicológico", abundó entre sollozos.

Compartir el artículo

stats