Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

sOLE: «Por una parte le digo a mi hija que tiene que seguir su pasión, pero por otra, sé lo difícil que es el mundo de la música hoy en día»sole giménez y alba engel | cantantes, madre e hija

"Este oficio es algo más que subirse a cantar"

Tras interpretar juntas la canción «Volver» en el disco ‘Mujeres de música Vol. 2’, Alba Engel se va adentrando en la imponente industria musical. Y lo hace con la ayuda de los consejos de Sole Giménez, su madre.

Sole Giménez y su hija 
Alba Egel en el Parc de
  l’Eliana.

Sole Giménez y su hija Alba Egel en el Parc de l’Eliana.

A Alba Engel, la hija de Sole Giménez, le costó un poco más de lo normal decir aquello de «mamá, quiero ser artista». Su madre asegura que ella «siempre» ha sabido que su hija tenía buena voz, y sobre todo, buen oído, algo fundamental para cantar. Cuando Alba era pequeña, ambas pasaban el rato cantando juntas. Pero llegaron unos años en los que Alba apenas cantaba. Sole cree que quizá fue por vergüenza.

La llegada del confinamiento supuso la «puertecita» de entrada para Alba en la industria musical. No obstante, admite que ya llevaba un año planteándose cantar públicamente. Era algo que le daba vergüenza y que sentía «muy íntimo», pero llegó un día en el que pensó: «si es lo que me gusta y vida solo hay una, el miedo no sirve para nada».

Como de momento todavía está «metiendo la cabecita» en el mundo de la música, aún necesita compaginarlo con su trabajo como atrezzista, lo que asegura le encanta. La hija de Sole admite que en un futuro le encantaría poder centrarse completamente en la música, pues como ella bien explica, «es una profesión a la que tienes que dedicarle también muchísimo tiempo».

Esta situación tiene a su madre «con el corazón partido». Cuando madre e hija hablan, Sole se encuentra en una encrucijada. «Por una parte le digo que tiene que seguir su pasión, pero por otra, sé lo difícil que es el mundo de la música hoy en día. Entonces es como, por una parte bien, pero por otra, madre mía», asegura la cantante.

En la medida de lo posible, Sole intenta ayudar a Alba en esta nueva andadura. «Cuando nos ponemos serias, sí que le digo que tiene que estar activa en redes», explica. «Hoy en día, lamentablemente, la música pasa mucho por ahí, y digo lamentablemente porque me parece que no tendría que ser necesaria esa exposición tan grande». Y esto, es lo que más le cuesta a Alba.

La joven admite que nunca ha sido una persona «muy activa en redes sociales», porque no es su estilo. «Es más un lastre para mí que otra cosa. Si que es verdad que si tuviera tiempo y supiera más de ellas, seguramente me encantarían», comenta. «Al final es una suerte vivir en un momento en el que puedes darte a conocer simplemente trabajando en tu perfil. Es una herramienta que creo que es muy útil y muy buena, pero tienes que saber gestionarla de una forma sana», asegura.

En ese sentido, su madre está bastante tranquila. Se muestra tajante al afirmar que confía «mucho» en el criterio que tiene su hija. «Para nada es una persona que busque la sobreexposición o que se vuelva loca por el protagonismo», explica. Cree que se trata de tener «un poquito de cabeza», para poder estar ahí sin que se convierta en algo dañino. A su modo de ver, debe confiar también «porque además, es de la generación que entiende mejor que yo toda esta red. Entonces, lo lleva mejor y la entiende mejor, así que confío en que sabrá entender lo que necesita».

Al preguntarles sobre qué característica comparten de manera más marcada, no dudan en la respuesta: «el perfeccionismo». También coinciden al advertir que eso es «bueno y malo» a la vez. «Ambas tenemos las ideas muy claras. Nos pasa con la música, que queremos que esto suene de determinada manera, y no descansamos hasta que encontramos la perfección idílica que está en nuestra cabeza. Pero al final es eso, hay cosas que son idílicas y ya está. Creo que también compartimos la emoción y el entusiasmo», asegura Alba. Dos características que tienen mucho que ver con «el amor por la música y esta profesión, que es algo más que subirse a cantar», comenta Sole, que remarca que es algo que «se vive día a día, Alba ha visto como te tienes que enfrentar a las peripecias, pero también las alegrías de esta profesión». Y a pesar de todo, Alba tiene claro que esto es lo suyo.

Tras participar en el disco ‘Mujeres de música Vol. 2’, interpretando el tema «Volver» con su madre, ha grabado tres covers con el guitarrista Nacho Tamarit que se acercan más a su estilo. El primero ya está publicado en su cuenta se Instagram. Quedan otras dos que saldrán muy pronto.

Compartir el artículo

stats