30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una Copa con acento valenciano

Las asistencias de Carlos Soler y Gayà y las paradas de Jaume subrayan el protagonismo autóctono en el éxito del Villamarín

Una Copa con acento valenciano

Una Copa con acento valenciano

La Copa del Rey de 2019 tiene un fuerte acento valenciano, el de Jaume Doménech, Carlos Soler, José Luis Gayà, Ferran Torres y Toni Lato, que en distintas fases de la competición han contribuido notablemente a ir avanzando fases, y también en la noche glorioso del Benito Villamarín. Todos ellos cantaban, ufanos, el himno de València en un Mestalla entregado a un equipo en el que la cuota de la cantera es decisiva.

Gayà y Soler, dos puñales por banda, dieron media Copa al Valencia en la primera mitad. El lateral izquierdo de Pedreguer recogió, con un excepcional control, un apertura a banda de Paulista. Su pase posterior, atrás, fue recogido por Gameiro, que apuntilló a Cillessen. Para el recuerdo también quedará el portentoso esprint de Carlos Soler para superar a un velocista como Jordi Alba y mandar el centro a la cabeza de Rodrigo. Soler se consagra como la gran joya del Valencia. Ha superado momentos de dudas para volver al nivel en el que deslumbró en su primer media temporada, en 2017. En Liga ha sido el máximo asistente junto a Parejo (7), fue el mejor valencianista en Champions (dos goles y dos asistencias, sin ser titular en Turín y Old Trafford). Con 22 años, ya tiene un título.

Las dos asistencias, y las paradas de Jaume a los disparos de Messi y Rakitic, acabaron rompiendo la larga sequía de once años sin títulos en las vitrinas. El meta de Almenara firmó una final espléndida, confirmando que es un portero que va más allá de la etiqueta de suplente no problemático, que hace grupo y que cumple una cuota de carácter local en el vestuario.

El papel de Ferran

Por su parte, Ferran Torres tuvo una destacadísima aportación en la eliminatoria contra el Sporting, en octavos de final. El Valencia había perdido 2-1 en el Molinón y apenas había logrado crear ocasiones en la primera parte del partido de vuelta en Mestalla. El jugador de Foios sacudió todo el sopor con una asistencia a Santi Mina y con el gol que, en los últimos minutos, colocaba el 3-0 definitivo.

La participación de Toni Lato ha sido menor, ensombrecido por el rendimiento brillante de Gayà. El lateral de la Pobla de Vallbona jugó los dos partidos en la eliminatoria inaugural frente al Ebro, así como en el partido de vuelta de octavos frente al Sporting (3-0) y en la ida de cuartos contra el Getafe.

Compartir el artículo

stats