11 de abril de 2020
11.04.2020
Levante-emv

El Valencia va a la prórroga

Las conversaciones entre el club y la primera plantilla continuarán hoy en busca del acuerdo, con las posturas lejanas - Si LaLiga no se reanuda, Lim pretende un recorte del 20% en las fichas con efecto retroactivo desde el inicio del estado de alarma

10.04.2020 | 22:33
Los jugadores del Valencia, en un entrenamiento previo al parón por el coronavirus.

El Valencia CF había fijado ayer viernes 10 de abril como tope a la espera de que los futbolistas aceptasen una reducción salarial del 20 % hasta el regreso de la competición. Sin embargo, las conversaciones desarrolladas por la tarde no encontraron el fruto del acuerdo, aunque los capitanes lograron una prórroga para continuar valorando este sábado la situación con el presidente, Anil Murthy.

Los futbolistas del Valencia CF deben responder a la propuesta que Meriton ha planteado de bajarse el sueldo como prevención ante el impacto que pueda tener la crisis del coronavirus sobre la entidad. Club y futbolistas llevan días negociando sobre la cuestión. En caso de que los jugadores no accedan a la petición del club, este tiene previsto presentar la documentación en la Liga de Fútbol Profesional para hacer un ERTE.

La intención inicial del Valencia CF no era la de acogerse a un Expediente de Regulación de Empleo Temporal, y así lo transmitió por carta Murthy a todos los empleados el día del 101 aniversario de la entidad. Sin embargo, ahora sí está dispuesto a ello después de la recomendación de la Liga de Fútbol Profesional a todos los clubes tras una reunión de la comisión ejecutiva.

En las últimas horas las posturas entre dirigentes y jugadores estaban distantes. La propuesta que los capitanes tienen encima de la mesa y trasladaron días atrás al resto es esta: Si la Liga no se reanuda, sin fútbol, Meriton quiere efectuar un recorte en las fichas de los jugadores del 20 % con efecto retroactivo desde que se iniciaron los estados de alarma en España. Si se retoma, como se espera que ocurra, con 11 partidos por jugarse el porcentaje de reducción sería del 10 % o el 5 % en función del escenario y las condiciones económicas en las que lo hiciese para el Valencia CF. Es decir, sustancialmente, con o sin espectadores en las gradas.

Por cuestiones de salud pública para enfrentar a la crisis del COVID-19, la competición podría retomarse en el mes de junio con partidos a puerta cerrada, lo que significaría pérdida de ingresos en conceptos como venta de entradas, abonos y mercadotecnia en los alrededores del estadio. Además, no deben desdeñarse posibles pérdidas - por supuesto, mayores- en lo referente a la partida presupuestada por cesión de los derechos de televisión.

Los clubes de la Liga mantienen negociaciones con el operador de televisión que posee los derechos de retransmisión del torneo. «Sin fútbol, no hay dinero de las televisiones y eso sería desastroso en términos de financiación para los clubes. Si los titulares de los derechos de TV decidiesen no pagar más por estos 11 partidos... la pérdida rondaría el 27 % de lo que debíamos obtener», comentó días atrás Murthy en una entrevista a un portal de Singapur.

Más incómodos por las formas que por las cantidades

Si la plantilla accede a reducir su sueldo, el club traslada que el resto de empleados, unos 400, no se verán afectados en sus sueldos, algo que sí sucedería en caso de que finalmente se presente un ERTE. De momento los jugadores no se niegan en redondo a bajar sus emolumentos, si bien, se ciñen a las recomendaciones que les ha transmitido la AFE, el sindicato de futbolistas españoles.

Por otra parte, desde los futbolistas emana que hasta este viernes ha habido poco talante negociador, al plantear el club un criterio cerrado. El hecho de que al grupo de jugadores han incomodado más las formas que, incluso, las cantidades abre una puerta a la opción de que este fin de semana las posturas acaben en pacto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook