08 de octubre de 2010
08.10.2010

Ferrocarrils improvisa un autobús de urgencia para dar servicio urbano a la nueva Fe

La línea de la EMT hacia el hospital lleva siete años de retraso - El recinto, donde se han invertido 400 millones, abrirá en noviembre

08.10.2010 | 02:00

En plena cuenta atrás (falta menos de un mes) para la entrada en funcionamiento del nuevo hospital de la Fe, en el barrio de Malilla, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia todavía están deshojando la margarita del sistema de transporte público que dará servicio al complejo hospitalario de referencia en la C. Valenciana.
La última propuesta, confirmada ayer por el Ayuntamiento de Valencia, es que Ferrocarrils de la Generalitat pondrá en marcha una línea de autobús provisional para el nuevo hospital. El bus funcionará entretanto se construye el anunciado tranvía orbital, que en 2009 contó con una línea de presupuestos que no llegó a ejecutarse porque el Consell entendió que no era prioritario.
El anuncio ha provocado indignación entre los trabajadores de la EMT, que están en huelga por los recortes de la plantilla, que ya advierten de que el autobus provisional de FGV puede ser el inicio de la privatización del bus urbano, del que la EMT tiene la exclusiva en la ciudad. Sospecha que se fundaría en la propuesta de privatización de la línea del metro T2 de la Conselleria de Infraestructuras.
El Ayuntamiento de Valencia, por su parte, se comprometió en 2003, a poner en marcha una línea específica (la 37) que uniría los nuevos bulevares y llegaría a la Fe. A menos de un mes de que el hospital abra sus puertas no hay tranvía ni línea de la EMT. Ayer, fuentes de la empresa municipal insistieron en que "habrá autobuses urbanos" para el nuevo hospital. El ayuntamiento dispone de una flota de 400 autobuses ecológicos y totalmente renovada que está en proceso de reajuste para dar servicios a los nuevos barrios de la ciudad, entre ellos el entorno de la nueva Fe. El ayuntamiento tiene que resolver el reto de dar más servicios con el mismo número de autobuses de hace una década.
La falta de previsión alcanza a obras tan útiles como sencillas, como la conexión con la nueva Fe del apeadero de Cercanías de Renfe de la Fuente de San Luis (ubicado a unos 300 metros de ésta) para facilitar la llegada de los usuarios.
El concejal de Circulación, Alfonso Novo, explicó ayer en declaraciones a Europa Press que la línea de autobús que cubre el trayecto de los barrios del bulevar sur y la nueva Fe es "provisional" hasta que se disponga del tranvía orbital. Novo respondía así a las acusaciones de los trabajadores de la EMT a la dirección de la empresa y al ayuntamiento por realizar una "dejación de funciones" en la prestación de servicios de transporte urbano en los nuevos barrios del bulevar sur y la nueva Fe.
Novo explicó que ante la previsión de que el tranvía orbital previsto para cubrir el trayecto a la nueva Fe no esté a tiempo para la inauguración, se ha puesto en marcha una línea de autobús que hará el mismo itinerario que el futuro tranvía. Para Novo "está bien" que la conselleria participe con el ayuntamiento en mejorar la oferta de transporte público.
En relación a la huelga de los trabajadores de la EMT, informó de que los autobuses salieron ayer con un poco de retraso, aunque se respetaron los servicios mínimos, fijados en un 60%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído