10 de marzo de 2012
10.03.2012
Por la cubierta vegetal

Intoxicados 8 perros en un "pipican" del Jardín de Ayora

Los vecinos cuentan con un dictamen veterinario que asegura que la mezcla contiene adelfa y eucalipto, venenosos para los animales

10.03.2012 | 01:00
La dueña de un perro retira de la boca de su mascota una rama de la cubierta vegetal.

Vecinos del barrio de Ayora denunciaron ayer que la cubierta vegetal de un "pipican" situado en los Jardines de Ayora está compuesta por productos tóxicos para los perros, como adelfa y eucalipto, que ya han intoxicado a ocho canes en menos de un mes. Fuentes veterinarias consultadas por este diario confirmaron que las muestras de la cubierta dispuesta por el Ayuntamiento de Valencia contienen trazas de adelfa, una planta cardiotóxica que puede provocar infartos en los animales, así como de eucalipto. Los perros intoxicados sufrieron "vómitos con sangrado", tal como explicó ayer Cristóbal, dueño de dos perros, uno de los cuales sufrió este tipo de dolencias hace unos días.
"Ahora bajan al parque muchos menos perros que antes porque nos da miedo", indica Cristóbal, que comenta que han presentado dos quejas telemáticas ante el consistorio. "Estamos preparando un informe veterinario porque no hay derecho", asegura este vecino de Valencia. Según los dueños de los animales, el "pipican", de grandes dimensiones, se inauguró hace un mes. "Estábamos muy contentos porque es más grande incluso de lo que pedíamos", dice Cristóbal. La zona acotada para perros está rodeada de una verja. El suelo está cubierto por un lecho vegetal "en el que se han triturado restos de plantas tóxicas", asegura Cristóbal.

Situación delicada
La situación para los dueños de los perros es muy delicada, pues tienen que elegir entre "meter aquí a los animales y exponernos a que enfermen si tragan aunque sea por error algo del suelo", dice Cristóbal, y sacarlos a pasear por el resto del parque, algo prohibido. "Además, últimamente la policía local nos está controlando mucho", indica este dueño de dos animales. Por esa razón, piden al ayuntamiento "que haga algo". "No podemos esperar aquí a que enfermen nuestros animales", lamentan los vecinos. Por ahora, lo que hacen es prestar atención a sus perros, por si estos comen algunas de las pequeñas ramas que cubren el suelo.
Fuentes veterinarias consultadas por este diario y que han tenido acceso a las muestras del lecho vegetal suministradas por los vecinos aseguraron ayer que en ellas "hay restos de adelfa, que es altamente cardiotóxica". Las mismas fuentes indicaron, sin embargo, que los síntomas que relatan los dueños de los animales, entre los que destaca la aparición de vómitos con sangrado, no corresponden a las enfermedades provocadas por este tipo de vegetales. Este tipo de síntomas podrían estar provocados, según aventuran las citadas fuentes, por pequeñas heridas producidas en el tracto digestivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook