13 de agosto de 2013
13.08.2013
Bibliotecas al borde del mar

Aprender con el bañador puesto

Bibliomar ofrece no solo un amplio servicio de biblioteca, sino también talleres de manualidades, cursillos de primeros auxilios y jornadas de pilates gratis durante el verano

13.08.2013 | 05:30
Una señora disfrutando de una tarde de lectura en uno de los porches de Bibliomar.

La red de bibliotecas en las playas de Valencia, Bibliomar, ofrece una gran cantidad de libros, así como numerosas actividades destinadas a todas las edades. Las cabañas se encuentran en las playas de la Malva-rosa, el Cabanyal y Pinedo y abren de 10 a 19 horas todos los días.

¿Quién no se ha llevado un libro o una revista a la playa? Todo el mundo busca una manera de entretenerse mientras pasa las horas disfrutando bajo del sol y frente a la brisa del mar y qué mejor manera que juntar dos placeres en uno: el de relajarse, con los pies enterrados en la arena y la mirada puesta en un libro. Con esa idea surgieron las bibliotecas Bibliomar, pertenecientes a la Concejalía de Playas de Valencia y que se reparten en tres zonas de la costa valenciana, la Malva-rosa, el Cabanyal y Pinedo.

Estas pequeñas cabañas de madera, a pocos metros del mar y muy cercanas al paseo cuentan con cientos de libros en su interior, desde cuentos para niños de entre 0 y 5 años hasta libros juveniles de autores como Calderón de la Barca, Eduardo Mendoza o Unamuno. Además, hay libros adaptados en braille para los invidentes.

Cada cabaña ofrece distintas prestaciones. En el Cabanyal, los más pequeños pueden disfrutar de talleres de ocio, manualidades y reciclaje. Por otro lado, los adultos pueden mejorar su equilibrio corporal con las jornadas de pilates que se realizan gratuítamente los lunes y miércoles por las mañanas de 9.15 a 10.15 horas.

Debido a su peculiar situación también se pueden hacer cursos relacionados con la prevención del cáncer de piel o primeros auxilios, además de contar con el servicio de wi-fi, que facilita a los usuarios de la playa la conexión de sus tablets, móviles y portátiles a la red inalámbrica instalada en las cabañas.

Todas ellas cuentan con un porche donde poder sacar sillas y disfrutar de la tranquilidad marina. Totalmente gratuito, el acceso a Bibliomar no requiere ningún tipo de carné ni documentación. Sólo prevalece el interés por aprender y difrutar de este placer del verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook