02 de mayo de 2015
02.05.2015
Arte público

Vecinos del Cabanyal critican la eliminación de 70 fotos antes de la visita de Barberá

La asociación califica de "acto vandálico institucional" que se hayan eliminado los retratos sido eliminados "con chorros a presión y picados a espátula" - El consistorio lo niega

02.05.2015 | 20:48

La Asociación de Vecinos Cabanyal Canyameral ha condenado el "acto vandálico institucional" que a su juicio ha hecho el Ayuntamiento de Valencia al eliminar 70 fotos que formaban parte de una intervención de arte público, 24 horas antes de la visita electoral de la alcaldesa Rita Barberá por el Paseo Marítimo.

En un comunicado, la Asociación señala que estos retratos de grandes dimensiones, realizados por Jorge López a los vecinos del Cabanyal, han sido eliminados "con chorros a presión y picados a espátula" antes de la visita de la alcaldesa a escasos metros del lugar donde estaban expuestos.

Por su parte, fuentes municipales han negado a EFE que se haya ejercido "censura" desde el Ayuntamiento, ya que "desconocían" que se había hecho la citada exposición de fotografías.

Según las fuentes, han sido los servicios de limpieza los que han decidido retirar los carteles que estaban colgados en la pared, y han reiterado que el Consistorio "no tenían constancia de su presencia ni tampoco ha ordenado que fueran retiradas".

Esta "fabulosa obra de arte", según indican, formaba parte del "proyecto Inside Out del famoso artista JR galardonado con el premio TED, que ha sido destruida en 24 horas después de su instalación por los servicios municipales de limpieza.

La entidad señala que hace varios días "cuestionábamos el modo en que Rita Barberá ridiculizaba al president de la Generalitat por la forma en que había cursado un telegrama a nuestra Asociación de Vecinos, calificando de 'protocolo automatizado' la felicitación recibida por la concesión del Premio Europa Nostra".

"En este caso parece ser que el 'protocolo automatizado' de la maquinaria electoral del PP ha decidido que los servicios municipales de limpieza del Ayuntamiento, debían ponerse al servicio de su candidata municipal y que esta obra de arte, no podía entrometerse en el paseo electoral de Rita Barberá por el Paseo Marítimo", añaden.

A su juicio esta acción es una "mezcla de censura, barbarie cultural e ignorancia intelectual de quienes nos han venido gobernando en esta ciudad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook