08 de julio de 2018
08.07.2018

Gran Vía Marqués del Túria y Germanías se quedan sin carril bici

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, declara que el proyecto, que surgió de los presupuestos participativos, se descartó porque supondría quitar un carril en una vía con gran afección de tráfico y con muchas intersecciones

08.07.2018 | 04:15
Gran Vía Marqués del Túria y Germanías se quedan sin carril bici

El plan de vertebrar las grandes vías de València mediante carril bici se quedará a medias. Sí, porque como confirmaba ayer el concejal de Movilidad Sostenbile, Giuseppe Grezzi, a Levante-EMV, el proyecto de carril bici de Marqués del Túria y Germanías, que salió de los presupuestos participativos, al igual que el resto de propuestas de carriles bici que se están aprobando últimamente, no podrá hacerse realidad.
Esto es así porque, al revés que ocurre en Fernando el Católico y Ramón y Cajal, en las otras dos grandes vías citadas la anchura de los dos carriles de los coches y el del autobús ya es muy ajustada. Por tanto, no es viable incorporar un carril bici a menos que se suprima uno de los dos que actualmente existen para el tráfico rodado. Esta opción «está totalmente descartada, al menos por el momento» indicaba ayer Grezzi. Él explicaba que «el estudio técnico ha indicado que debido a la intensidad del tráfico en la zona, así como a las múltiples intersecciones y también a la estrechez actual de los carriles, es inviable».

Es más, ni siquiera podría hacerse por la medianera, donde los grandes árboles monumentales, la gran cantidad de intersecciones y también el uso habitual de la zona por los viandantes y para diferentes actividades, hacen que tampoco pueda llevarse a cabo por allí el carril bici.
Grezzi incidía en que «antes de llevar a cabo cualquier proyecto de este tipo se estudian aspectos como la intensidad del tráfico y cómo interactúa la vía tanto con la circulación peatonal como con la rodada, nunca lo hacemos así sin pensar», aseguraba.

«En Colón era diferente»
Sea como fuere, la creación del anillo ciclista, que discurre por la calle Colón, prácticamente paralela a Marqués del Túria, hace que la ausencia de este carril pueda ser más llevadera.

Grezzi recuerda que en Colón sí se quitó un carril para el tráfico, pero la situación de ambas vías «es diferente». Además, asegura que «se ha demostrado que se ha reducido en más del 25 % el tráfico motorizado» y, por otra parte, «mucha gente que usaba carriles más alejados del centro de la ciudad ya se animan a ir al casco antiguo en bici gracias al anillo ciclista que interconecta con tantos otros carriles de muchos barrios», explicaba.

Grezzi argumenta que la filosofía del actual equipo de gobierno es que, «siempre que se pueda», el carril bici se construirá por la calzada y será de doble sentido». Otra línea de actuación es que, como ya está sucediendo, las nuevas vías para bicicletas que se vayan construyendo salgan de los presupuestos participativos, cuya fase de votación final, por cierto, se abrirá el 15 de septiembre.

Sobre los proyectos de Fernando el Católico, Ramón y Cajal, Primado Reig y la remodelación de la Avenida del Puerto, que se aprobarán en la Junta de Gobierno del próximo viernes, Grezzi argumentaba que en los dos primeros se ha evitado recortar un carril al diseñar una vía para bicis unidireccional en ambos sentidos del tráfico. Esta estará correctamente señalizada para que los usuarios de las bicis no tengan dudas de cómo deben circular.

Por el contrario, tanto en la Avenida del Puerto, como en Primado Reig sí que se quitará un carril. En la primera la amplitud de la misma lo permite. Además, se ha optado por mantener la zona de aparcamiento. En la segunda, aunque es más estrecha, la cantidad de tráfico no es comparable a la de otras grandes vías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook