09 de noviembre de 2018
09.11.2018

Un millón de euros para comida y medicinas de los refugios de animales

El ayuntamiento aprobará hoy un contrato de dos años que es el primer paso de la municipalización

08.11.2018 | 21:44
El refugio de animales de Benimàmet lleva años en permanente saturación.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València aprobará hoy un contrato de 936.481 euros para la adquisición de comida, medicamentos y arena para los animales de los centros de Benimàmet y Natzaret. Se trata de un contrato para dos años y es el primer paso hacia la municipalización del servicio, que actualmente tiene la protectora Modepran. Próximamente irán saliendo el resto de contratos para la seguridad de los refugios o la recogida de animales, dijeron fuentes municipales.

La propuesta llevada a la Junta por la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, es un contrato con dos lotes. El primero hace referencia al suministro de «comida animal y sustrato para las letrinas felinas» y su coste es de 101.075 euros. El segundo está destinado a la compra de productos zoosanitarios y medicamentos veterinarios, todo ello con un importe de 375.144 euros. Y como se trata de un contrato a dos años, el valor estimado del contrato es de 936.481 euros, según se hace constar en el expediente que hoy aprobará el Ayuntamiento de València.

La idea de la Concejalía de Bienestar Animal es que el contrato entre en vigor a primeros de año y asume que podría ser suspendido en caso de que no hubiera dinero para financiarlo.

En cualquier caso, el contrato que hoy visará la Junta de Gobierno, además de lo abultada de la cuantía, tiene una intención política. Según fuentes de la concejalía, este contrato es el primer paso hacia la anunciada municipalización del servicio, que ahora está en manos de la protectora Modepran. De hecho, la idea es ir sacando progresivamente concursos para otros servicios, entre ellos los de vigilancia de las instalaciones o la recogida de animales en la calle.

La Concejalía de Bienestar Animal cree que este servicio no puede seguir en manos de voluntarios y su idea es recuperarlo progresivamente, descontando del contrato que existe con Modepran las partidas que se vayan contratando por fuera, en este caso la correspondiente a comida, medicamentos y arena para los felinos.

Las fuentes aseguraron, igualmente, que la cuantía destinada a este primer contrato no es excesivamente elevada, ya que se trata de un contrato para dos años y destinado a dos refugios, el de Benimàmet, que atiende a perros y gatos abandonados; y el de Natzaret, especializado en especies exóticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook