28 de noviembre de 2018
28.11.2018

El Consorcio adjudica la estación marítima a la belga Fosbury por 25 años

Los representantes de las tres administraciones aparcan sus discrepancias y apoyan por unanimidad la adjudicación a la firma belga tras la resolución favorable de la Abogacía del Estado

27.11.2018 | 22:37
El Consorcio adjudica la estación marítima a la belga Fosbury por 25 años

La Comisión Delegada del Consejo Rector del Consorcio València 2007 aprobó ayer por unanimidad la propuesta de adjudicación a la empresa belga Fosbury and Sons de la concesión por 25 años de la antigua estación marítima, que se transformará en un hub tecnológico. Con casi tres meses de retraso y cuatro intentos fallidos de adjudicación, este nuevo espacio de innovación y «coworking» se ha resuelto finalmente a favor de la firma belga, que desbanca a la Asociación Valenciana de Statup, cuya propuesta estaba respaldada por Caixabank.

La resolución de la Abogacía del Estado que hace solo unos días ratificó el acuerdo de agosto de la mesa de licitación que consideró la mejor oferta la de los belgas ha sido decisivo para desbloquea el contrato y adjudicar la concesión «por unanimidad» de todos los miembros de la comisión. El informe de la Abogacía del Estado, que tiene un contrato de asesoramiento con el Consorcio, fue requerido por la teniente de alcalde del Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, y el representante de la Generalitat, el director general del Instituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca, ante las dudas surgidas en la baremación económica de las propuestas y vista la impugnación presentada por la Asociación Valenciana de Startups, que amenazó en su momento con acudir a la vía judicial.

La estación marítima es una de las concesiones previstas en la nueva estrategia del Consorcio València 2007, lastrado por una deuda millonaria de la Copa del América a cuya condonación se ha comprometido el Gobierno de Pedro Sánchez. Otra de las concesiones lucrativas previstas es la de los amarres de la Marina de València, que salió a licitación a principios de octubre y que incluye un nuevo varadero y un polideportivo náutico además de un aumento significativo del número de amarres y la reorganización de los mismos. El contrato asciende a 28 millones de euros, una cifra que los gestores de otros puertos deportivos consideran muy elevada. De momento, el plazo de alegaciones que el Consorcio València 2007 ha abierto (y que acabó el martes) para incorporar posibles sugerencias y mejoras al pliego de condiciones ha recibido tres alegaciones, cuyo contenido no desveló ayer el Consorcio.

Además de las concesiones de los amarres, de la estación marítima, y de los nuevos espacios de innovación, ya en marcha o previstos ,en las antiguas bases deportivas, el Consorcio ha abierto un proceso participativo para definir los usos y volumetría de la parcela de uso hotelero prevista junto a la estación marítima.

En la misma comisión se aprobó iniciar el procedimiento de información pública para otorgar dos concesiones de ocupación , de 30 m2, solicitada por el Club de Pesca La Marina de València para desarrollar la actividad de pesca desde embarcación, y otra de 15 m2 a petición de la escuela de buceo Buceo Politsub, S. L.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook