13 de agosto de 2019
13.08.2019
Trabajo público

Demora en las oposiciones a la Policía Local de València

La convocatoria de 50 plazas se ve retrasada al modificar las bases - El PP dice que los servicios crecen un 10% y la plantilla pierde 150 agentes

12.08.2019 | 23:15
Demora en las oposiciones a la Policía Local de València

La última convocatoria de oposición para la Policía Local de València, con una reserva de 50 nuevas plazas, se ha visto retrasada por la modificación de las bases de la convocatoria original, del pasado mes de marzo. El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) daba cuenta ayer de las modificaciones introducidas en las bases (con una serie de puntualizaciones de carácter técnico), que se aprobaron en mayo, pero hasta no fueron publicadas en el DOGV. Los aspirantes a Policía Local deberán esperar ahora a la publicación de las bases en el BOE y a partir de ahí arrancará el proceso de inscripción y todo el calendario de pruebas.

Se trata de la tercera oposición que convoca el Ayuntamiento de València desde que está gobernado por la izquierda. La primera convocatoria fue en el año 2016 y estaba dotada con 30 plazas. Como consecuencia de aquel primer proceso se constituyó una bolsa de trabajo para futuros nombramientos interinos y se nombró a 73 personas (por un tiempo de 6 meses), de las que renunciaron 12 personas, por lo que en la actualidad como agentes Policía Local interinos hay dos personas nombradas desde el año 1999, cuyas plazas están en el proceso de consolidación y otras 61 nombradas entre febrero y mayo de 2019.

La segunda oposición fue convocada en 2017 para 40 agentes de Policía Local. El proceso está ahora finalizando, ya que de los ocho ejercicios de los que consta, ya se han realizado seis; el séptimo está convocado para el día 17 de septiembre de 2019. Con posterioridad a la realización y calificación de esta prueba se convocará el ejercicio octavo. El personal que accede por movilidad debe realizar el octavo (reconocimiento médico) y fase de concurso.

La popular María José Catalá denunciaba ayer mismo que la situación de plantilla «es muy preocupante» porque «en los últimos cuatro años, por el desinterés del Gobierno municipal, se han perdido 150 efectivos policiales». «En los más de cuatro años de Joan Ribó en la Alcaldía no ha entrado ni un solo nuevo policía mediante oposición, el recurso a la desesperada a las permutas, tal y como han advertido los sindicatos, no soluciona las graves carencias de personal», incidía.

Catalá remacaba que, en verano, «las unidades de distrito policiales están bajo mínimos y con enormes dificultades para atender los múltiples servicios por los que son requeridos los policías». Según el PP, los servicios han subido un 10 % cada año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook