08 de noviembre de 2019
08.11.2019
Medioambiente

La apuesta por el reciclaje se extiende a 13 barrios más de la ciudad

Se instalarán un total de 655 contenedores de orgánico, en detrimento de los de "restos" - El consistorio gastará 250.000 euros por trimestre

07.11.2019 | 23:51
La apuesta por el reciclaje se extiende a 13 barrios más de la ciudad

Desde 2016, el Ayuntamiento de València impulsa una campaña de promoción del reciclaje con la finalidad de concienciar y facilitar la separación los residuos, hecho que el concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, califica de «obligación», para paliar los efectos del cambio climático.

Esta vez, la campaña, que ya ha comenzado, está destinada a 13 barrios de la ciudad con una población aproximada de 150.000 habitantes. Hace dos años, el consistorio introdujo un nuevo tipo de contenedores para basura orgánica, que se diferencia (y, en algunos casos sustituye) al de color gris para «restos», y se ha ido extendiendo por toda la ciudad. De hecho, en esta cuarta parte del proyecto, que costará alrededor de 250.000 euros cada trimestre hasta finales de 2020, se incluirán 655 contenedores de orgánico.

«Todo lo que sea reciclable: plástico, papel-cartón, vidrio y residuos orgánicos tiene que ir a su correspondiente contenedor, porque todo lo que depositemos en el contenedor de reciclaje lo devolvemos al sistema, mientras que todo lo que va al contenedor gris (los «restos») acaba en un vertedero», ha destacado el concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo. Así, además de minimizar la materia que acaba en los vertederos, que no es reciclable, también se reduce el gasto que supone el servicio.

Según Campillo, se ha detectado una falta de información por parte de la ciudadanía que dificulta el reciclaje: no sabe qué corresponde a cada contenedor. Por eso, la campaña se iniciará con el envío de una carta informativa a cada vivienda. Como novedad, se agruparán los contenedores para evitar que la gente se confunda de color y tenga que desplazarse para separar la basura. «Como mínimo habrá un contenedor de resto de residuos (gris), un contenedor de orgánica (marrón), y un contenedor de envases (amarillo)», explica el concejal.

Además, para resolver posibles dudas, los contenedores tendrán carteles con instrucciones del material que deben albergar, otros consejos y, en caso de traslado, se especificará la nueva ubicación del cubo. La campaña informativa se desarrollará en cada uno de los barrios entre el 11 de noviembre y el 14 de diciembre.

El concejal Sergi Campillo ha celebrado que se predice un descenso del 3,15% en las toneladas de basura recogidas desde el año pasado hasta el final de 2019, aunque él considera que el porcentaje será mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas