Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Excursión

Pedroche y Luis Enrique, por las nubes

La presentadora y el seleccionador nacional se van al Picu Pienzu, en Asturias, una exigente subida que a ella la “enfurruñó”

Cristina Pedroche, durante su estancia en Asturias.

Ni juntos, ni revueltos. Pero por las nubes y en el mismo lugar: la cumbre del Picu Pienzu, en plena sierra del Sueve, en Asturias. Así han estado la presentadora Cristina Pedroche y el entrenador de la selección de fútbol Luis Enrique. Cada uno por su lado: la primera con su pareja, el popular cocinero Dabiz Muñoz; el segundo con unos amigos.

Pedroche y Muñoz llevan unos días en Asturias tras pasar por Galicia. Sus días en la región –de los que dan consabida información en sus redes sociales– se resumen en comer rico –hace unos días lo hicieron en un conocido restaurante de la costa oriental– y hacer deporte. En esto último se enmarca la subida al Pienzu, que parece que se les ha atragantado a tenor de lo que han contado.

El chef y la colaboradora de Zapeando están en forma, pero la dura pendiente de este pico asturiano les ha costado. Emprendieron su ruta en un día nublado. Llegaron a la cima horas después: “Seguimos subiendo, hora y media llevamos. Cristina va muy feliz, piensa que ya casi lo tenemos, pero falta una hora con mucha pendiente y todavía no se ha dado cuenta”, comentó el chef. Una hora más tarde: “Seguimos a tope; Pedroche ya está enfurruñada y con hambre”. Ella le acompañaba en las imágenes con cara de circunstancias, pero sin faltarle el buen humor. Una vez en la cima, colgó una fotografía sonriente y feliz por haberlo logrado. Y sumó otra de su cara con cierto disgusto, al emprender la bajada. Comer al llegar fue el único aliciente de la Pedroche, tal como ella contó, para afrontar el descenso del Picu Pienzu. “Dos horas y media subiendo, aunque sin duda lo peor es bajar. Sentí mucho vértigo. Pero me siento orgullosa de haberlo hecho y las vistas (pese a la niebla) son espectaculares”, escribió.

El que no se despeinó fue Luis Enrique, quien aprovechó las nubes y la buena temperatura para una ascensión que hizo con amigos. El gijonés es el fan número uno de su tierra y, en concreto, del Oriente, del que disfruta tanto del paisaje como de la gastronomía siempre que puede. En la subida al Pienzu se encontró con el parragués José Luis Antuña Guerra, más conocido como “Guerrina”, con quien no tuvo reparos en posar para la cámara.

Unos se van a disfrutar del Paraíso Natural y sus montañas, como es el caso de Pedroche, Muñoz y Luis Enrique, y otros no tienen más remedio que ocuparse de la intendencia del hogar antes de poder disfrutar de las vacaciones. Es el caso de la actriz Paula Echevarría. Este año ha tardado más de lo habitual pero por fin ha recalado en su Candás natal y del alma, tal y como ha recogido la revista del corazón “Hola”.

Compartir el artículo

stats