Blog 
100 maneras de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

www.arnaubenlloch.com / Soy Periodista especializado en la Inspiración para el Cambio. Mi vocación es la de propiciar la evolución de las personas a través de la palabra.

Sobre este blog de Cultura

En este blog comparto mis inquietudes en temas relacionados con la Inspiración para el Cambio. Mi objetivo es divulgar claves que te ayuden a conectar con esa Fuente universal de la que todos bebemos para impulsarte así a llevar una vida más apacible.


Archivo

  • 07
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Valencia fuente Bienestar networking colaboración redes

    Manera 59: Teje redes

    Tú solo no puedes y menos en la época de la redarquía, así es que si quieres alcanzar tus sueños has de colaborar con los demás, tanto en el ámbito profesional como en el personal.

    Somos seres sociales y necesitamos ayudarnos los unos a los otros. Si solo miras por tus intereses particulares verás cómo de tu lado irán desapareciendo personas y también oportunidades.

    Que desaparezcan personas de tu entorno no es negativo siempre que se trate de las personas que han de desaparecer. Un entorno laboral que te hace estancarte, un socio que ya no te aporta, un partner con el que bifurcas en intereses, una relación de pareja tan deteriorada que ya es irreversible la situación, una familia asfixiante…esas redes quizá sea mejor cortarlas para comenzar a tejer otras más acordes con tu momento evolutivo.

    Manera 59: Teje redes

    Image by Amanda Mocci

     Tela de araña

     El objetivo de crear redes colaborativas con otras personas no es que luego te ayuden a ti, el objetivo es simplemente apoyar a aquellas personas en las que crees con proyectos que te interesan y que sientes que ayudan a vivir mejor. Se trata de una especie de bussines angel pero sin el bussines. Antes necesitabas dinero para hacerte mecenas de alguien, ahora simplemente con un poco de proactividad por tu parte y unas buenas redes, puedes apoyar a las personas que quieras aportando ganas y algo de tu tiempo.

    La vida siempre te devuelve lo que haces por los demás, tanto lo positivo como lo negativo. Y si además lo haces sin pensar en el retorno, la vida aún es más generosa contigo, pues te hace disfrutar del simple proceso de darte.

     Siempre hay retorno, bien sea en formato riqueza espiritual, cultural, contactos, visibilidad, amistad e incluso negocio, pero este último es solo una posible consecuencia, no lo confundas con el fin en sí mismo de la red.

     Elige las personas con las que quieres colaborar, ábrete a ellas, apóyales en sus proyectos y verás cómo crecen tus fuerzas para empujar con el tuyo.

     El futuro es de los equipos colaborativos, es solo una de las tesis de la mentalidad Knowmad (nómada del conocimiento) que se extiende cada vez más en el ámbito profesional.

     Red protectora

    Si algún día te caes, el dolor del golpe será inversamente proporcional al tamaño de la red que hayas tejido. A mayor red más capacidad de amortiguación de la caída y más alto rebotarás. A estas alturas ya tienes comprobado que en la vida siempre suceden algunos resbalones de los que echar mano para tu colección de lecciones vitales.

     Tejer redes online cada día es más sencillo, pero ojo, no olvides la red offline. También necesitamos de la mirada del otro, de su conversación. El otro día mi compañero David Blay twitteó: ‘Aunque trabajes en una oficina, toma café con una persona distinta al menos una vez a la semana. Hoy los proyectos nacen de conversaciones’. Le tomé el testigo y ya tenemos ambos un nuevo nodo que nos une en red.

     Competir vs colaborar

    Competir es sano si se hace bien, te hace crecer, te hace ponerte las pilas, pero colaborar te hace disfrutar del camino y darte cuenta de que por mucho que quiera alguien competir contigo nunca será cómo tú. De ahí que es más importante centrarte en ti y en tu manera de mejorar que en tratar de competir con los demás.

     Servir de inspiración es positivo, te arriesgas a que te copien, pero si te copian es que lo estás haciendo bien, como dicen Laura Chica y Francisco Alcaide en su libro Tu futuro es hoy: ‘Si quieres aportar valor y ser un referente —y que otros te copien— estudia más, ten más experiencias y habla desde lo que te ocurre a ti en primera persona (que eso no es copiable)’.

     También es cierto que te puedes desparramar teniendo contactos, haciendo networking o colaborando con personas que no te acercan a tus objetivos, por eso es importante ir teniéndolos claros. Aún así, tus objetivos de hoy pueden coincidir intensamente con los de otro pero mañana podéis divergir y emprender camino cada uno por su lado.

     Al conectarte con más gente refuerzas tu conexión con la Fuente porque la naturaleza, el universo, la Fuente, funcionan en red, todo está conectado.

    Cultiva tus redes y si quieres mayor satisfacción conviértete en nodo y ayuda a que los demás también las tejan.

    Solo encontrarás alegría, amistad y creatividad conjunta al servicio de una sociedad más unida y más viva. Manera 59: teje redes

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook