Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 27
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Mayans, un Ministro de Justicia ¿con o sin Palacio de Justicia

    De Luis E. Mayans dijo un autor anónimo contemporáneo, del ilustre diputado y Ministro de Justicia ontinyentí: “porque es la suma cordura; nada de orgulloso, porque su trato es el más distinguido y afable: pero sepa todo el que no lo conozca que tanto á pié como á caballo es el más fiel retrato de don Quijote”.

    Viene a cuento esta introducción por la noticia de la que informaba este diario, el pasado viernes: “Ontinyent ofreció a la conselleria la Casa Maians para sede de los juzgados”. La cual hubiese sido, sin duda, además de declararle hijo Predilecto en su día, el mejor y más preciso homenaje que la ciudad hubiese tributado al político ontinyentí de mayor rango, en el contexto de la historia de España. Esta noticia salía al paso de la del día anterior, donde se informaba que “La Conselleria de Justicia contempla la ampliación de la actual sede de los juzgados de Ontinyent”. La cual en si ya era buena para la ciudad, pese a que no contemplaba la propuesta de la asociación vecinal del Llombo. La de adquirir la casa Mompó, para ampliar los juzgados. Desechada la pretensión, y con los pies en tierra, la de levantar un edificio de nueva planta para albergar los, ahora, un tanto desperdigados juzgados de Ontinyent.

    Sin embargo antes que la Conelleria de Gabriela Bravo se ponga manos a la obra, como apuntaba este diario: “que tiene prevista una actuación de mejora de las actuales instalaciones”, pues dicha obra “es una de las prioridades del Plan de Infraestructuras que presentará la consellera G. Bravo este 2017”, competiría, por parte del gobierno que preside Jorge Rodríguez, dotarse de algún estudio socio-económico que avalase, ante dicha Conselleria, las ventajas de rehabilitar y ubicar los nuevos juzgados en la que fue morada ontinyentina de Mayans. Sería una alternativa que, si los números la avalan, podría suplantar  la idea que están barajando en la Conselleria de ampliar el edificio de la avenida Torrefiel, mediante la ejecución de obras en la zona ajardinada de los mismos. Ya que con ello no resolverían la sensación de ratonera de los actuales juzgados, con unos ascensores y pasillos estrechos y llenos de dificultades.

    La casa de Mayans o palacio de Justicia.

    Si el gobierno de Ontinyent es capaz de demostrarle a la consellera G. Bravo que el inmueble, en la calle Mayans, del siglo XVIII, vinculado a la familia de Luis Mayans Enríquez de Navarra, que fuera diputado en el Congreso y Ministro de Justicia, en el siglo XIX, con números y avales, no deberían existir razones de peso para que se la envainen, y donde dije digo, digo Diego. Ya que  el rechazo a instalar los juzgados en la casa Mayans no está suficientemente justificado, toda vez que los argumentos que se han esgrimido, como señalaba esta edición, “no se ha visto factible por problemas presupuestarios”,  precisa de una demostración con mayor enjundia para ser sostenible.

    Aunque sus biografías dicen que “nace accidentalmente en Requena donde su familia materna, los Enríquez de Navarra, poseían propiedades agrícolas. Su vida infantil y adolescente transcurre en Ontinyent, donde residía habitualmente su familia paterna, los Mayans”.  Ostento una pila de cargos, a lo largo de su vida pública. En su haber, de una actividad extraordinaria, consta que “contribuyó al desarrollo de la agricultura valenciana y las comunicaciones, preparó el Reglamento de los Juzgados y organizó el Ministerio Fiscal y la Carrera Notarial. Fue elegido diputado, por  la demarcación territorial de Ontinyent, desde 1837 hasta 1879, un año antes de su muerte.

    Por todo ello, si además de ampliar las dependencias  judiciales, convierten la que fue casa de un Ministro de Justicia, Mayans, en Palacio de Justicia, sería como recibir miel sobre hojuelas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook