Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 25
    Junio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    PUIG LE COBRA A RODRIGUEZ EL FAVOR DE LA DIPUTACIÓN.

    En el transcurso de las dos últimas semanas, el batle de Ontinyent, Jorge Rodríguez, ha venido siendo noticia de ámbito autonómico, más por su calidad de ostentar la presidencia de la diputación de Valencia, con todo el peso institucional que conlleva el cargo, que por su condición de edil emergente. Un requisito “sine quanum” por el cual, hace dos años, el secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, lo designó para que ocupase la presidencia de la institución provincial. Dado que ofrecía el perfil necesario para regenerar un organismo que había sido corrompido durante el mandato de su antecesor, Alfonso Rus.

    Obviamente era una drávida que, más pronto que tarde, X. Puig, como buen zorro viejo de la política valenciana (no hay que olvidar que Puig fue el secretario personal de Joan Lerma, durante su mandato como presidente de la Generalitat), iba a exigirle a Rodríguez una compensación. Y ese momento llegó cuando, no contento con asestarle a su, entonces y ahora, secretario general, Pedro Sánchez, una “puñalá trapera”, que culminó con su renuncia al cargo. Para más INRI intento rematarlo, en las pasadas primarias socialistas, apoyando, con toda su artillería valenciana, a la candidata Susana Díaz. Para lo cual y haciendo valer, de forma perversa, la  deuda que Rodríguez tenía con él, se la cobró impidiéndole su neutralidad inicial. Una postura que si la hubiese tomado Puig, hoy no asistiríamos al berenjenal que anida en el PSPV. Lo que se tradujo públicamente en un apoyo de J. Rodríguez a S. Díaz.

    Tras la victoria incontestable de P. Sánchez, también en territorio valenciano, era una obviedad legítima, que la mayoría de la militancia socialista valenciana, aspirase a que ese   voto se reflejara en el cuadro de mando. Consecuentemente se aprestaron a pasarle factura a X. Puig, por sus errores. Pidiéndole que lo pagara con la cabeza orgánica, la de secretario general del PSPV. Pero manteniéndole en su papel institucional, como  presidente de la Generalitat, un cargo para el que se precisa la máxima estabilidad y dedicación. Pero pagar por sus errores no parece ser una premisa de Puig.  Por lo que haciendo valer sus muchos años en política, en los que se ha curtido en todas las batallas del PSPV, no duda un minuto en volver a esgrimir el reto de las primarias, antes que abandonar un ápice de su poder en el partido.

    Inexplicablemente, como primer paso, Puig vuelve a las andadas. Sacando pecho al rodearse de cargos públicos socialistas, pero orillando otra vez a la militancia. Para ello le otorga un protagonismo de kamikaze a J. Rodríguez que, a poco que se tuerzan los resultados de estas primarias valencianas, podría mermar o abortar el esperanzador horizonte que, hasta hace poco, se le abría al alcalde de Ontinyent.

    Puig, en su huida desnortada vuelve a arrastrar a J. Rodríguez, sin  darle opción a la neutralidad. Lo que, visto desde Ontinyent, es una auténtica desgracia, sí convenimos que, como venía sucediendo hasta ahora: “lo que políticamente a Rodríguez le va bien, a Ontinyent también le va bien”.

    EL ALAVÉS ANTICIPA EL ASCENSO DEL ONTINYENT C. F. Aunque oficialmente aún no se ha jugado el partido de vuelta, y por tanto deportivamente no se ha certificado el nuevo regreso del Ontinyent C. F. a la segunda división B, las malas formas empleadas  por la directiva del Alavés B, al negarle al Ontinyent un centenar de entradas, para venderlas entre sus aficionados, lo descalifica. Se evidencia que han dimitido por el ascenso. Y no solo por la tunda deportiva, la que el Ontinyentí le endosó el pasado domingo, sino porque les ha insuflado ánimos extra a los de Ontinyent. Este equipo se ha descalificado solo, con las torpezas de su directiva.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook