10 de agosto de 2017
10.08.2017

Encontrar las diferencias

10.08.2017 | 04:15

El pasado 31 de julio CR7 tuvo que declarar ante la juez por haber defraudado, supuestamente unos 15 millones de euros. Pero, ¿recuerdan la declaración de Messi? Este entró por la puerta del juzgado, andando, con aparente tranquilidad. Cristiano lo hizo en coche y por el garaje. A Messi lo vimos declarando en la sala y, también, con relativa calma. De la declaración de Ronaldo no tenemos imágenes y, al parecer, fue bastante tensa.

Messi acabó pactando con el juez una multa para evitar la cárcel; con su conocido egocentrismo, Cristiano parece que no tiene intención de pactar, argumentando ante la juez que no estaría declarando si no fuera quien es. Precisamente por eso ha ido Ud. a declarar, Sr. Ronaldo. El común de los mortales no dispone -no disponemos- de 15 millones de euros para desviar a través de paraísos fiscales, empresas pantalla o sociedades offshore.

Por lo tanto, si se demuestra que ha defraudado, pague; pague también la multa, si fuere el caso y váyase. Si no está a gusto en un país que le obliga a pagar sus impuestos, váyase. Su estilo chulesco, altanero y soberbio no es aceptable; y, aún menos, que intente engañar a los ciudadanos, incluidos sus fans. Por sus servicios prestados, que no por su colaboración con Hacienda, «muito obrigado» y adiós. Oscar Campos Caudé. València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook