PORTADA

El Consell abre la vía para poder despedir hasta el 25% de interinos

El decreto ley da al Ejecutivo cobertura legal para reducir el personal temporal, lo que podría afectar hasta 10.000 empleados, incluidos sanitarios y docentes Hacienda minimiza el alcance al asegurar que la medida no es de aplicación inmediata

 

J. R./J. G./F. A. VALENCIA
El decreto ley número 3/2012, de Medidas Urgentes para la Reducción del Déficit en la Comunitat Valenciana, incluye una medida que, de hacerse efectiva, podría implicar el despido de miles de interinos que en la actualidad trabajan para la Generalitat Valenciana. El Consell que preside Alberto Fabra se guarda este cartucho para "alcanzar los objetivos establecidos en materia de reducción del gasto público" y ello a pesar de que la posibilidad de despedir empleados fue negada en la rueda de prensa ofrecida el viernes por el vicepresidente José Ciscar y los consellers José Manuel Vela y Enrique Verdeguer. "Hemos preferido sacrificios parciales antes que despidos masivos", declaró Ciscar ante la prensa para resumir el espíritu de un nuevo tijeretazo que supera los mil millones de euros y que, en teoría, repercutirá sobre todo en el gasto sanitario y en el bolsillo de los funcionarios, principalmente los interinos a los que se les rebaja sueldo y horario; y los sanitarios y docentes que pierden complementos retributivos.
El decreto ley, que ayer llegó a las Corts, revela, no obstante, que no está descartado echar a la calle a empleados públicos. De hecho, la disposición final primera establece que "el Consell, en el ámbito de sus competencias, podrá aprobar planes de ordenación de personal con la finalidad de ordenar la Administración de la Generalitat para la reducción de hasta un 25% de los efectivos de carácter temporal, para alcanzar los objetivos establecidos en materia de reducción del gasto público, así como para lograr una mayor racionalidad y eficacia en la Administración de la Generalitat y las entidades autónomas". Aunque el ámbito de aplicación del decreto no está definido, fuentes de la Conselleria de Hacienda admitieron que la disposición primera afectaría a todo el sector público, incluido los docentes y sanitarios. Eso sí, aseguraron que esta cláusula es sólo una previsión y que no está en los planes del Consell su aplicación inmediata. "Lo previsto es adoptar las medidas anunciadas el viernes", indicaron las citadas fuentes.
Con todo, su incorporación en el decreto evidencia que el Consell quiere tener las manos libres para, en caso de ser necesario y no lograr los objetivos de déficit, recurrir a los despidos. Según el último informe de la Sindicatura de Comptes referido a 2010 la Generalitat tiene contratada a unas 40.000 personas con carácter temporal. De ellas, unas 3.800 es personal de las conselleries y de servicios centrales. El resto son trabajadores de la educación y la sanidad. Uno de cada cuatro -por tanto, unas diez mil personas- estaría en el punto de mira.
El decreto aprobado con carácter de urgencia la víspera de Reyes recoge las medidas en materia de personal y tributaria, pero no incluye ninguna regulación para los otros dos apartados de tijeretazo: el relativo al sector público (pretende un ahorro de 121 millones) y el de contención de gasto sanitario (440 millones), la piedra angular del recorte. Ni si quiera en materia tributaria se incluyen todas las medidas anunciadas por el Consell. Los tributos medioambientales están apuntados en el preámbulo, pero no desarrollados posteriormente. Y es que la documentación que acompaña el acuerdo evidencia la precipitación con la que el Consell de Fabra abordó el tijeretazo. De hecho, según ha podido saber este diario, casi la mitad de los consellers entraron a la reunión del Gobierno sin tener información alguna sobre las medidas.
El director general de la Abogacía de la Generalitat informó sobre el decreto el mismo día del acuerdo, en el que también están fechados los informes del interventor y de Hacienda. El informe jurídico -elaborado el mismo día además en que se destituyó de la abogada general, Isabel Villalonga- se reduce a dos párrafos en los que el letrado no entra en el fondo y se limita a subrayar que se han cumplido las formalidades. Al ser un decreto-ley urgente no ha sido dictaminado por el Consell Jurídic Consultiu.

  HEMEROTECA

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya